2 de diciembre de 2020 | Actualizado 11:32

Se prorroga el permiso de conducir hasta 60 días tras finalizar el estado de alarma

El Gobierno había estado barajando la medida durante los últimos días y se une a las tomadas en el caso del transporte profesional sobre el CAP o el ADR
Volvo Trucks

El ministerio del Interior ha tomado, finalmente, la decisión de prorrogar todos “los permisos y licencias de conducción, así como otras autorizaciones administrativas para conducir, cuyo periodo de vigencia venza durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas”. Por tanto, “quedarán automáticamente prorrogados mientras dure el mismo y hasta sesenta días después de su finalización” en virtud de la orden ministerial aprobada sobre esta cuestión. El Gobierno ya había estado barajando esta posibilidad durante los últimos días ante la imposibilidad de realizar los trámites necesarios por la crisis del coronavirus.

La medida ha entrado hoy mismo en vigor tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El incremento de la vigencia de los carnets de conducir se une a las ya anunciadas sobre las prórrogas, en el caso del transporte de mercancías, respecto al Certificado de Aptitud Profesional (CAP) o el ADR.

Por otra parte, aunque en la misma orden ministerial, el departamento de Interior anuncia que “podrá acordar el cierre a la circulación de carreteras o tramos de ellas por razones de salud pública, seguridad o fluidez del tráfico o la restricción en ellas del acceso de determinados vehículos por los mismos motivos”. Eso sí, en el caso del cierre de las vías o restricción a la circulación a determinados vehículos, quedarán exceptuados: los vehículos de conservación y mantenimiento de carreteras; los de distribución de medicamentos y material sanitario; los destinados a la distribución de alimentos y el transporte de perecederos; los de combustibles; ganado vivo o del servicio de Correos, entre otros.

Asimismo, mientras esté vigente el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, se suspenden las restricciones a la circulación del transporte de mercancías. A este respecto, Interior apunta que el objetivo es “garantizar el suministro de bienes esenciales y el abastecimiento”.