26 de septiembre de 2020 | Actualizado 7:56

Repsol elige Tarragona para fabricar polímeros de alta resistencia al impacto

La planta estará plenamente operativa en 2021 y su construcción y desarrollo implican una inversión de 32 millones de euros
Centro petroquímico de Repsol en Tarragona | Repsol

La planta de Repsol en Tarragona contará en 2021 con la primera instalación de la Península Ibérica de fabricación de polímeros de alta resistencia al impacto. Para producir estos materiales avanzados, la compañía ha anunciado la adecuación de una de las unidades de su complejo industrial de Tarragona, con un coste total de 32 millones de euros. “Se trata de un producto de alta especialización, que aporta un gran valor añadido en mercados como el de la automoción, tanto por su mayor ligereza como, principalmente, por su extraordinaria resistencia al impacto, lo que redunda en una mayor seguridad de los vehículos”, ha explicado al respecto la compañía.

Este tipo de polímeros sirven como materia prima para la fabricación de parachoques y diferentes elementos interiores y exteriores de los vehículos que requieren de especial firmeza, como paneles de puertas e instrumentos, ha señalado Repsol. Además, estos materiales también pueden ser útiles para otros tipos de aplicaciones, como la fabricación de maletas, equipamiento deportivo o carcasas de grandes baterías, que pueden aprovechar sus características particulares para mejorar sus prestaciones. Según la compañía petroquímica, esta nueva gama de polímeros cuenta con una menor densidad que otros materiales alternativos, con lo que además, contribuye a disminuir el peso total de los vehículos, “lo que reduce sus emisiones y amplía su autonomía”, ha puntualizado la empresa. 

El complejo de Repsol en Tarragona instalará un nuevo reactor para fabricar polipropileno de alta resistencia

Para fabricar esta nueva gama de polímeros, Repsol instalará un segundo reactor en una de las unidades de producción de polipropileno del área Química de su complejo industrial de Tarragona. Este centro petroquímico de Repsol es el más importante de España y en él se fabrican distintos tipos de polímeros, materia prima para múltiples productos de uso cotidiano.