30 de octubre de 2020 | Actualizado 18:17

La reducción de costes mitiga el impacto de la caída de ingresos en los resultados de CMA CGM

El grupo marítimo ha identificado desde abril una recuperación del volumen de contenedores, que "debería continuar en el tercer trimestre de 2020"
CMA CGM

El grupo CMA CGM ha logrado cerrar el primer semestre de 2020 con beneficios, pese a la abrupta caída de actividad e ingresos. La política de contención de costes y de capacidad de transporte, así como la repercusión a los clientes del sobrecoste de los combustibles bajos en azufre, han permitido a la compañía acabar la primera mitad del año con unos beneficios de 165 millones de euros. El resultado contrasta con las pérdidas de 139 millones de euros experimentada en el mismo periodo del año anterior.

La respuesta a los vaivenes del mercado en función de las circunstancias derivadas de la emergencia sanitaria del coronavirus en las distintas regiones del mundo ha marcado la estrategia de la compañía marítima y logística. La paralización de la economía global ha reducido en más de 770 millones de euros el volumen de negocio de CMA CGM hasta junio. Los ingresos se han situado en los 11.985 millones de euros en la primera mitad de 2020, el 6% menos. Como ha sucedido en el resto de grupos marítimos, este dato es producto directo de un descenso de los volúmenes de transportes, especialmente durante el segundo trimestre. En el caso de CMA CGM, han caído de los 10,6 millones de teus del primer semestre de 2019 a los 9,7 millones de teus del mismo periodo en 2020.

La flota de la naviera ha movido 9,7 millones de teus hasta junio, 900.000 menos que en el primer semestre de 2019

Para protegerse de la menor demanda de servicios marítimos, CMA CGM ha aplicado una política de reducción de capacidad de transporte, lo que unido a la propia contracción de la demanda, ha permitido al grupo disminuir todas las partidas de coste de su actividad marítima hasta junio. El descenso de capacidad de transporte en el conjunto del mercado ha evitado la caída masiva de los fletes en este periodo tan convulso, de hecho, se han mantenido al alza, en términos generales.

A pesar de la menor actividad del segundo trimestre de 2020, el grupo marítimo-logístico ha identificado desde abril una recuperación de su principal negocio, el transporte marítimo de contenedores. “La recuperación desde abril debería continuar durante el tercer trimestre de 2020 para la mayoría de las rutas, un periodo tradicionalmente de alta actividad, impulsada por una recuperación más rápida del consumo de bienes que de servicios y el crecimiento del comercio electrónico”, ha vaticinado CMA CGM.

Préstamo de mil millones de euros

CMA CGM suscribió un crédito de mil millones de euros en mayo, avalado por Francia, para garantizar su liquidez

“Sigue siendo difícil predecir la duración y el impacto de la crisis del Covid-19”, han reconocido desde la cuarta naviera del mundo por capacidad de transporte marítimo de contenedores. En todo caso, “el impacto empresarial final dependerá del ritmo al que se reanuden las economías a nivel mundial y de las diversas medidas gubernamentales para respaldar esa recuperación, así como de las estrategias adoptadas por el resto de actores marítimos con respecto al despliegue de capacidad”. En lo que respecta al largo plazo, “los efectos también dependerán del desarrollo de una vacuna contra el virus y/o el impacto de nuevos brotes”.

LA CUENTA DE RESULTADOS DE CEVA LOGISTICS SIGUE EN ROJO
El negocio logístico del grupo CMA CGM (Ceva Logistics) todavía se mantiene en números rojos. Sin embargo, ha logrado reducirlas sustancialmente entre abril y junio, periodo en el que se ha aproximado al break-even trimestral, a pesar de la disminución de los ingresos. Los resultados se han beneficiado de los picos experimentados en el transporte aéreo por la alta demanda y la escasa oferta de espacio de carga durante los primeros meses de la pandemia. Además, según CMA CGM, el margen operativo de su división logística “está creciendo con fuerza”, alrededor del 78%.