2 de diciembre de 2020 | Actualizado 17:05

Abertis realiza su primera gran inversión en Estados Unidos con un activo en Virginia

El gestor de infraestructuras y John Hancock Life Insurance Company dispondrán de esta nueva concesión hasta 2070
Elizabeth River Crossing | Abertis

El gestor de infraestructuras Abertis y la filial estadounidense de Manulife Investment Management, John Hancock Life Insurance Company, han firmado un acuerdo con el fondo de gestión Macquarie Infraestructure Partners II para adquirir la concesión Elizabeth River Crossing, en la región de Hampton Roads (Virginia, Estados Unidos). En concreto, Abertis dispondrá de un máximo del 68% del activo, que podría reducirse al 51%, a través del consorcio. Por su parte, el acuerdo de venta se ha cerrado por un equity de unos 1.000 millones de euros y se encuentra actualmente sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias.

“Esta adquisición representa un paso más en nuestra ambiciosa estrategia de crecimiento, con la una sólida plataforma en los Estados Unidos, un país con una apuesta firme por la colaboración público-privada y el marco concesional”, ha destacado el consejero delegado de Abertis, José Aljaro. “Esta operación ha sido posible gracias al apoyo activo de nuestros accionistas, Atlantia, ACS y Hochtief”. Según ha asegurado la compañía, su nueva política financiera le ha proporcionado, entre otros, la flexibilidad necesaria para esta operación, que será financiada mediante una combinación de efectivo disponible y préstamos ya existentes.

“Esta adquisición representa un paso más en nuestra estrategia de crecimiento en EEUU”
José Aljaro Consejero delegado de Abertis

En este sentido, la adquisición del activo en Virginia se enmarca, tal como ha explicado Abertis, en su estrategia de crecimiento en “el mercado clave” de Estados Unidos, que ha explorado de forma activa en los últimos años “y que facilitará el análisis de oportunidades futuras”. Asimismo, ha recordado que se trata de su segunda gran adquisición en menos de un año, tras la compra de una participación mayoritaria de RCO en México. “Ello demuestra nuestra capacidad para gestionar de forma eficaz nuestra cartera de concesiones, sustituyendo las de próxima finalización por nuevos activos con sólidas perspectivas de futuro”, ha destacado Abertis.

UNA CONCESIÓN HASTA 2070
Los túneles de Elizabeth River son una de las vías más transitadas del área metropolitana de Virginia Beach-Norfolk-Newport News. “Estas infraestructuras representan una conexión esencial a través del río Elisabeth y un enlace fundamental en la red regional de transporte de superficie que conecta Portsmouth y Norfolk”, ha destacado la gestora de infraestructuras.

102.000 vehículos diarios

La concesión registró una intensidad media de 102.000 vehículos diarios en 2019

De esta forma, conectan áreas de empleo, comerciales y militares de la ribera del río Elizabeth en Norfolk con el resto del área de Hampton Roads, que alberga el puerto comercial más importante de la Costa Este, según Abertis. En 2019, la vía registró una intensidad media de 102.000 vehículos diarios y “han mostrado una fuerte resilienci en 2020 durante la pandemia”. Asimismo, el año pasado el activo alcanzó un Ebitda de 50,5 millones de euros y una deuda neta de 949,3 millones.

La concesión tiene una duración de medio siglo, hasta abril de 2070, en un activo que empezó a operar en 2014, que se encuentra totalmente construido y donde no se prevé realizar inversiones relevantes en el futuro. Consiste en dos túneles de doble sentido y en la extensión libre de peaje de la autopista Martin Luther King, bajo el sistema de peaje electrónico sin barrera.

La operación también impulsará el crecimiento en el país norteamericano de Emovis

Por su parte, José Aljaro ha afirmado que “esperamos trabajar en beneficio de las comunidades locales y cimentar una relación constructiva y mutuamente beneficiosa con el departamento de Transporte de Virginia, una de las autoridades de infraestructuras viarias más consolidadas e importantes de Estados Unidos”. En este sentido, la compra también impulsará el crecimiento en el país norteamericano de Emovis, la filial de tecnología de peaje de Abertis, que ya se aplica en el puente Newport Pell Bridge en Rhode Island.