18 de mayo de 2021 | Actualizado 18:44

La demanda de carga aérea prosigue su escalada con la capacidad aún bajo mínimos

Las aerolíneas contrarrestan la falta de capacidad por la escasez de vuelos de pasajeros con un aumento de las rutas cargueras
IAG CARGO

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha constatado que la demanda de carga aérea continuó el pasado mes de marzo con niveles anteriores al Covid, con un aumento del 4,4% con respecto a marzo de 2019. Se trata del nivel más alto registrado desde que la serie comenzó en 1990. La demanda intermensual también aumentó, tal y como señala IATA en su informe, aunque a ritmo más lento que el mes anterior. Los volúmenes aumentaron el 0,4% con respecto a febrero de este año. IATA apunta que esto se debe, principalmente, a un “desempeño más débil de los flujos de Asia-Pacífico y África en comparación con febrero”. 

Por otro lado, aunque la capacidad global (media en toneladas-kilómetro de carga disponible) continuó recuperándose en marzo con un aumento del 5,6%, esta continúa estando 11,7 puntos por debajo de los niveles de marzo de 2019, previo a la llega del coronavirus. La asociación de aerolíneas recuerda que la inmovilización de aviones de pasajeros producida a raíz de la pandemia ha provocado que las aerolíneas continúen utilizando cargueros para responder al mercado. La capacidad internacional de los cargueros ascendió el 20,6% en marzo de 2021 en comparación con el mismo mes de 2019 y la capacidad de carga en bodega de los aviones de pasajeros se redujo el 38,4%.

La capacidad internacional aumentó el 20%, en tanto que la carga en aviones de pasajeros se redujo el 38%

“Las aerolíneas están tomando todas las medidas para encontrar la capacidad necesaria. La crisis ha demostrado que la carga aérea puede afrontar los retos fundamentales adoptando rápidamente innovaciones”, ha afirmado el director general de IATA, Willie Walsh. La asociación también señala, además, que las condiciones económicas subyacentes “siguen siendo favorables para la carga aérea, una cuestión que se pone de manifiesto en el crecimiento del sector manufacturero”. En este sentido, la demanda de exportaciones creció ampliamente en marzo y los plazos de entrega de los productos manufacturados están aumentando, lo que normalmente indica un aumento de la demanda de carga aérea en los esfuerzos por reducir el tiempo de envío, ha analizado IATA.

Por regiones, los volúmenes europeos registraron un aumento del 0,7% en la demanda en marzo en comparación con el mismo mes de 2019 debido a la mejora de las condiciones operativas y la recuperación de los pedidos. La capacidad internacional, por su parte, disminuyó el 17% en marzo de 2021 frente a marzo de 2019.  Las aerolíneas de Asia-Pacífico, por su parte, vieron caer la demanda de carga aérea internacional el 0,3% en marzo de 2021 en comparación con 2019, registrando una “ligera debilidad” en el rendimiento en comparación con el mes anterior en la mayoría de las rutas. La capacidad internacional se mantuvo a la baja en la región, con un descenso del 20,7% frente a marzo de 2019.  

Las compañías aéreas norteamericanas registraron un aumento del 14,5% en la demanda internacional con respecto a marzo de 2019, principalmente debido a la recuperación económica de Estados Unidos, en tanto que su capacidad internacional creció el 1,8%. En el mercado de Oriente Medio, se registró en marzo un aumento del 9,2% en los volúmenes de carga internacional, en tanto que la capacidad internacional bajó el 12,4%. En cuanto a las aerolíneas latinoamericanas, estas experimentaron un descenso del 23,6% en los volúmenes de carga internacional en marzo, registrando así el peor rendimiento de todas las regiones. La capacidad internacional disminuyó el 46% en comparación a 2019. La demanda de carga de las aerolíneas africanas aumentó el 24,6%, el dato más alto de todas las regiones gracias a “la sólida expansión en las rutas comerciales entre Asia y África contribuyó al fuerte crecimiento. La capacidad internacional de marzo disminuyó el 2,1% en comparación con marzo de 2019.