17 de octubre de 2021 | Actualizado 6:29

La Generalitat destina fondos para mantener autopistas tras el fin de su concesión

Se han aprobado 23,7 millones de euros para conservar tramos de la C-32, C-33 y C-31, una vez pase su gestión y explotación al Govern
Abertis

La última reunión del Gobierno de la Generalitat de Catalunya ha aprobado destinar una partida de 23,7 millones de euros para la conservación durante cuatro años de tramos de autopistas de su titularidad que finalizan la concesión este mismo ejercicio. Se trata de diversos tramos de la C-32, C-33 y C-31 y los fondos se invertirán en “la conservación ordinaria de los elementos funcionales de estas vías, para garantizar la seguridad viaria, unas condiciones adecuadas de conducción y un estado óptimo de mantenimiento de la red”, ha señalado el Govern.

Concretamente, finaliza el próximo 31 de agosto el contrato con la sociedad concesionaria Invicat (Abertis), que gestiona y explota actualmente las autopistas C-32 (norte), C-33 y un tramo de la C-31. A partir de dicha fecha, el departamento de Territori i Sostenibilitat asumirá la gestión y explotación directas de estas infraestructuras.

INVERSIONES EN SEÑALIZACIÓN HORIZONTAL DE LA RED VIARIA
La Generalitat también ha comprometido una inversión de otros 13,4 millones de euros hasta 2025 en el mantenimiento de la señalización horizontal de la red viaria en carreteras de las cuatro provincias catalanas. Las actuaciones persiguen “garantizar un estado de conservación adecuado de las marcas viarias, así como favorecer la seguridad de la conducción”.