9 de diciembre de 2021 | Actualizado 6:11

Jungheinrich presenta una nueva carretilla elevadora eléctrica y un vehículo sin conductor

Estos nuevos vehículos facilitan la carga y descarga de camiones y el trabajo a grandes alturas en los almacenes
Jungheinrich

La empresa de soluciones intralogísticas Jungheinrich ha lanzado la nueva transpaleta eléctrica ERD220i y el nuevo vehículo guiado automatizado (VGA) EKS 215ª. Ambos con una serie de innovaciones para facilitar la carga y descarga de camiones y el almacenamiento a grandes alturas, respectivamente.

La empresa alemana ha optado en ambos casos por hacer modelos más compactos. En el caso de la nueva carretilla elevadora, se trata de un vehículo “diseñado para un uso flexible” en la manipulación dentro del almacén y la carga y descarga de camiones, tal y como comenta Jungheinrich. Con una dimensión de poco más de un metro, reduce el espacio que ocupa en un 25% con respecto a su predecesora y permite girar “hasta en los espacios más reducidos”. En lugar de instalar una batería grande entre la plataforma y las horquillas, como en ocasiones anteriores, Jungheinrich ha utilizado dos módulos de batería de 130 Ah que se alojan dentro del chasis de la carretilla y que permite mejorar la distribución del peso de la ERD 220i y la aceleración, alcanzado velocidades de hasta 14km/h.

La nueva transpaleta eléctrica ocupa un 25% menos con respecto a su predecesora

Además de para carga y descarga, esta nueva carretilla elevadora también se puede utilizar para el apilado. Con un nuevo mástil triple de casi cuatro metros, “ofrece la altura de elevación más alta de una carretilla en este segmento y permite utilizar el vehículo en el remolque del camión sin ningún problema”, explica la empresa. Además, la ERD 220i se puede utilizar como un doble piso, levantando el brazo elevador de soporte y puede transportar dos pallets encima uno del otro, “lo que ofrece considerables beneficios de eficiencia, especialmente al cargar y descargar camiones”.

NUEVO AGV PARA GRANDES ALTURAS
Por otro lado, Jungheinrich ha presentado un nuevo vehículo guiado automatizado (AGV), el EKS 215a, apto para almacenar cargas de hasta 700 kilogramos a una altura de seis metros. Al igual que la carretilla desarrollada por la compañía, se ha optado por n modelo especialmente compacto, con dimensiones reducidas y mayor potencia. “Este nuevo vehículo realiza procesos que hasta ahora se hacían de forma manual y con carretillas elevadoras y retráctiles. Posee una capacidad de carga el 40% superior a la del vehículo anterior: “Es la AGV ideal para automatizar el transporte interno y el almacenamiento de pallets en pasillos anchos”, explica la empresa.

El EKS 215a incorpora tecnología de 24 V en lugar de 48 V a bordo, lo que permite ahorrar hasta el 30% de los costes en el sistema energético. Los procesos de carga están automatizados e incorpora una pantalla táctil para informar sobre el estado de la máquina, de forma que ofrece una descripción del problema en texto sin formato y recomendaciones de actuación concretas adicionales que permiten corregir fácilmente errores que antes solo podían resolverse con un técnico de servicio. Además, las órdenes de viaje manuales ahora también se pueden definir o iniciar en la interfaz hombre-máquina, que antes solo era posible de forma centralizada a través del centro de control.