27 de noviembre de 2021 | Actualizado 8:31

Barcelona constata una reducción de emisiones con la prueba piloto de la straddle carrier de GNL

La sustitución de un equipo portuario ha permitido una reducción del 11% en comparación con una unidad propulsada con gasóleo
La maquinaria portuaria de APM Terminals ha sido transformada para su uso con gas natural licuado | Autoridad Portuaria de Barcelona

La prueba piloto para testar la viabilidad del gas natural como combustible en maquinaria portuaria, coordinado por la Autoridad Portuaria de Barcelona, ha concluido con los resultados esperados. La transformación de una straddle carrier de APM Terminals Barcelona, de diésel a gas natural, ha demostrado una reducción en el consumo de combustible del 11%, lo que supone una reducción de costes y emisiones. Este resultado “puede ser un estímulo económico para la transformación o compra de nuevas máquinas que funcionen con gas natural”, afirman desde la autoridad portuaria.

El proyecto, llevado a cabo de manera conjunta entre el puerto, APM Terminals, Applus Idiada, HAM y Naturgy. Se inició en 2016 y ha contado con un presupuesto de 1,2 millones de euros. Se incluye dentro del proyecto CORE LNGas hive, coordinado por Enagás, que tiene un presupuesto global de 33,3 millones de euros y está cofinanciado al 50% por la Unión Europea.

La maquinaria para el transporte de contenedores, que pertenece a APM Terminals y ha sido transformada por la multinacional del sector de la ingeniería Applus Idiada, “proporciona las prestaciones necesarias” para su funcionamiento, según indican los resultados de la prueba piloto. Para realizar el paso de diésel a gas natural, se ha modificado la cámara de combustión, se han instalado los inyectores de gas, el colector de admisión, el turbocompresor y el catalizador MOC para el tratamiento de emisiones de CH4 y CO.

La autoridad portuaria asegura que el sistema “es 100% compatible con el uso de gases renovables”, por lo que el GNL podría sustituirse por BioGNL, un combustible prácticamente neutro de emisiones de CO2. Sin embargo, no sirve para disminuir los óxidos de nitrógeno, por lo que las pruebas concluyen que sería necesario instalar otros catalizadores a la maquinaria.

Naturgy se ha encargado del estudio logístico para el suministro de GNL, “un punto crítico del proyecto”

La energética Naturgy llevó a cabo el estudio de logística de suministro de GNL, tanto a nivel técnico como económico. Se trata de “un punto crítico del proyecto”, pues el suministro a una maquinaria de tal envergadura se dificulta por su imposibilidad de utilizar las vías urbanas. Para solventarlo, la opción más viable ha sido el uso de una estación móvil desarrollada por HAM.

“El puerto de Barcelona apuesta por la introducción de combustibles limpios, como el hidrógeno, el biometano o el amoníaco”, manifiesta la autoridad portuaria, tanto para buques como para maquinaria de la terminal o el transporte terrestre. En este sentido, participa en la actualidad con varios proyectos europeos de I+D+I, en sintonía con la Organización Marítima Mundial (IMO).