23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

El régimen general mantiene al alza a los afiliados del sector logístico en noviembre

Los autónomos y los trabajadores del mar adscritos a la seguridad social continúan enlazando meses a la baja
aleksandarlittlewolf (Freepik)

Los afiliados a la Seguridad Social del sector logístico continúan creciendo en noviembre, si bien a un ritmo más sostenido que en la primera mitad del año, en medio de la quinta ola de Covid-19 que ha conllevado algunas restricciones de movilidad. El transporte y la logística mantiene el millón de afiliados conseguido el pasado julio, superándolo ligeramente y sumando este mes 6.000 trabajadores, según datos del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. El régimen general, con un ascenso constante durante todo el 2021, alcanza ya las 746.475 personas afiliadas e impulsa el sector, en tanto que los autónomos y el régimen del mar continúan a la baja por quinto y cuarto mes consecutivo, respectivamente. Estos datos se registran en un contexto de alza general en la afiliación en España, que ha sumado más de 100.000 trabajadores.

El investigador del Adecco Group Institute, Diego Barceló, señala que, al igual que el conjunto de actividades, el sector del transporte encara la última parte del año con la incertidumbre derivada de la nueva variante del Covid-19 y el aumento, aunque todavía limitado, del número de contagios. “En principio, y con todas las cautelas del caso, del mismo modo que la variante Delta no descarriló la recuperación económica, no tendría por qué hacerlo la nueva variante Ómicron”, subraya.

El sector ha sumado más de 35.000 personas en términos interanuales y da señales de crecimiento

Mientras que los trabajadores del mar se encuentran ligados a la estacionalidad de su trabajo, los autónomos ven reducidos sus afiliados, debido, posiblemente, a la regularización de aquellos autónomos que trabajan en la entrega a domicilio y que se han visto afectados por la Ley Rider, que entró en vigor el pasado 12 de agosto, como señaló la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) el mes pasado. Su presidente, Lorenzo Amor, sostiene, ante una subida general de los autónomos, que hay que ser “prudentes” y remarca sus dudas sobre la derogación de la reforma laboral actual que aspira a llevar a cabo el ministerio de Trabajo: “Vamos a ver cómo evolucionan los datos los próximos meses y cómo evoluciona la negociación de la reforma laboral, pero está claro que la normativa laboral actual está sirviendo para crear empleo estable y lo que no podemos hacer es establecer rigidez en la normativa laboral y que esto que estamos consiguiendo se frene de golpe”.

Por su parte, Diego Barceló (Adecco) apunta a que este descenso en el número de autónomos del sector “podría ser una respuesta habitual en épocas de recuperación económica: gente que llevaba su actividad por cuenta propia, encuentra la oportunidad de seguir haciéndolo en relación de dependencia. Habrá que esperar a los próximos meses para determinar si hay algún otro motivo”.

En términos interanuales, el sector ha sumado más de 35.000 personas, tal y como señala el director de Randstad Research, Valentín Bote, quien constata que, “sin duda, sigue dando señales de un sólido crecimiento de la actividad y el empleo y esperamos un año 2022 en el que dicha tendencia se vea reforzada”. De nuevo, el régimen general ha sido el único en sumar en comparación con el noviembre de 2020, pero su mejoría se ha visto lastrada por las caídas del régimen de autónomos y del mar, que pierden en conjunto 870 afiliados. Randstad augura que el sector logístico “será uno de los principales dinamizadores de la contratación durante la campaña navideña”, en tanto que “los perfiles que más demandarán las empresas logísticas para dar respuesta a aumento del consumo ser serán los de empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén y transportistas, entre otros”. La consultora de recursos humanos ha detectado, además, un incremento de las necesidades de profesionales destinados a la atención al cliente, tanto para atención online como telefónica, valorando el dominio de las herramientas tecnológicas relacionadas con el sector.

Por segmentos, suben el transporte terrestre y por tubería tras sumar más de 1.700 trabajadores hasta los 613.028, así como el transporte aéreo, que alcanza las 34.685 personas. Registra un alza notable el almacenamiento, con 3.416 personas más, hasta alcanzar las 218.502. También las actividades postales y de correos suman, 3.707 afiliados, tras caer más de 2.000 en el mes de octubre. Tan solo desciende, como se ha comentado anteriormente, el transporte marítimo y por vías navegables interiores, el 0,7%.