1 de diciembre de 2022 | Actualizado 0:01

La caída de la demanda por el coste energético frena el mercado de materias primas de packaging

Los problemas de producción en China a raíz de las dificultades por el Covid-19 pueden abrir nuevas oportunidades para Europa
Pexels

La situación de incertidumbre actual derivada de la postpandemia, la guerra en Ucrania, la crisis energética, y sus efectos sobre las materias primas, han frenado la producción mundial de envase y embalaje. Así lo han constatado diferentes expertos que han participado en el diálogo sobre evolución del mercado y disponibilidad de las materias primas que ha organizado el Clúster de Innovación en Envase y Embalaje. En este sentido, el director general de Guzman Polymers, Jaime García, ha afirmado que, desde la pandemia, “la escasez de materiales ha encarecido todo y desde mayo los clientes han demandado menos material al limitar su producción mensual por la alta presión de costes energéticos”.

La demanda ha caído desde el mes de mayo al limitar la producción por la presión de los costes energéticos

Asimismo, el director general de Guzman Polymers ha asegurado que otro efecto que va a impactar es cómo va a ir la economía en China, “ya que siguen con problemas del Covid y, por tanto, no pueden producir igual”. En este sentido, ha asegurado que Europa “puede ser un mercado más atractivo y puedan llegar algunas oportunidades”. El Clúster de Innovación en Envase y Embalaje sostiene que esta situación “ha provocado que los profesionales del sector del packaging se encuentren en un momento crucial en el que temen por la disponibilidad de materias primas”. Por su parte, el director de Ventas de Mondi Packaging, Luis Mora, ha apuntado que, por un lado, “los fabricantes europeos se encuentran bajo la presión de unos costes de industrialización muy elevados debido a los costes energéticos mientras que, por otro lado, el mercado reclama cambios en los materiales”. No todo “es sustituible ni favorable para el mercado, lo que podría provocar también problemas de suministro en algunos materiales”, ha advertido Luis Mora.

Tras el estallido de la pandemia, “descendió la oferta de materia prima virgen y el material reciclado ocupó su lugar, aumentando así su demanda y valor en el mercado”, ha corroborado el Clúster de Innovación en Envase y Embalaje. Sin embargo, en la actualidad, “el descenso de la demanda y el aumento de los costes energéticos ha puesto en peligro a la industria y, con ello, el cumplimiento de la nueva normativa europea”. El director general de la Asociación Nacional de Recicladores de Plásticos (Anarpla), Óscar Hernández, ha afirmado que con esta situación económica “estamos viendo cómo el coste de los residuos para su reciclaje ha crecido cinco veces más que el importe de la venta de los productos, lo que supone un problema para las empresas recicladoras”. Hernández ha remarcado que hay “otros sectores como el automovilístico, agrario o el de la construcción que tienen mayor capacidad de incorporar material reciclado en su producción que el sector del envase, pues España es uno de los cinco países europeos con mayor capacidad de reciclado”.