21 de junio de 2024 | Actualizado 20:15

La carga aérea mantiene la atonía en agosto ante la persistencia de la inestabilidad

La mayoría de regiones experimentan una mejora, pero se registra aún una caída de la demanda del 8,3% respecto al mismo mes de 2021
AN Aviation

El rendimiento de la carga aérea mantiene la cautela para la segunda mitad del año pese a los tímidos signos de recuperación. Persiste el efecto de un clima económico de incertidumbre, avivado por los remanentes del confinamiento en China y por el impacto del conflicto en Ucrania sobre algunas aerolíneas. No obstante, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha podido presentar unos resultados del mes de agosto que reflejan una ligera recuperación del 1% respecto a julio, con un declive de la demanda que acorta su distancia con los números prepandemia (-2,9%). El desempeño interanual, sin embargo, se mantiene alejado de las cifras de 2021 (-8,3%). Por su parte, la capacidad mantiene la estela del mes anterior y registra un aumento del 6,3% interanual, liderada por mejoras en el sector Asia-Pacífico (12,4%) y en Latinoamérica (24,7%).

“Las señales del mercado siguen siendo ambiguas”
Willie Walsh Director General de IATA

La asociación de aerolíneas identifica algunos factores que pueden invitar a un cierto optimismo, aunque advierte de que “las señales del mercado siguen siendo ambiguas”, una circunstancia que para su director general, Willie Walsh, invita a “observar las evoluciones en los próximos meses con cuidado”. “Agosto ha presentado algunos indicadores con potencial positivo”, ha explicado Walsh en referencia a la estabilización de los precios del petróleo, la ralentización de la inflación respecto a julio y a “una cierta expansión de la comercialización de bienes a nivel global”. Sin embargo, la rebaja de los pedidos de exportación en todos los mercados excepto el norteamericano, así como la inestabilidad geopolítica persistente no se prestan a proyecciones entusiastas.

El desempeño por regiones sigue la línea del mes anterior: se mantiene la excepcionalidad latinoamericana, pero continúan los registros negativos en el resto de regiones excepto en África, donde el volumen de carga interanual crece un 1% pese a la contracción en capacidad total. Las aerolíneas del continente latinoamericano marcan un aumento del 9% interanual en volumen de carga que, según IATA, se explica por “el rol significativo de la carga aérea en la región”, así como por la creciente inversión que destinan a aumentar su capacidad -que crece un 24,3% respecto a 2021-, y mantienen a este territorio al margen de la tendencia general.

Europa, por su parte, acuciada por la guerra de Rusia en Ucrania, la falta de mano de obra y la inflación, crece respecto a julio (2,1%) pero sigue ofreciendo el peor desempeño por regiones por cuarto mes consecutivo, con una caída interanual del 15,1%. Además, “el estancamiento europeo” afecta en gran medida a Oriente Medio, que presenta una ligera recuperación mes a mes (0,4%), pero sigue muy por debajo de los niveles de 2021 (-11,3%).

En lo que respecta a las regiones de Asia-Pacífico y Norteamérica, cuyos mercados combinados dan cuenta de casi el 60% del movimiento de carga aérea global, prosigue la tendencia general de leve crecimiento mes a mes, aunque dentro del abismo interanual en el caso asiático. Los movimientos en esta demarcación se recuperan el 0,7%, un reflejo del relajamiento de las restricciones por Covid-19 en China, pero experimentan una caída interanual del 8,3% que no amortigua el crecimiento de la capacidad, del 13,9% respecto a 2021. El mercado norteaméricano logra registrar uno de los porcentajes más bajos de descenso del volumen respecto a 2021 (-3,4%) y recupera terreno al mes de julio (2,3%) en parte gracias al incremento de la demanda en China, según IATA.