12 de julio de 2024 | Actualizado 13:01

BEST equipa las cubiertas de sus edificios con más de media hectárea de paneles solares

La instalación cuenta con un total de 1.832 paneles solares y la empresa Solar Profit se ha responsabilizado de su implantación
Paneles solares en la cubierta | Hutchison Ports BEST

La terminal semiautomática del grupo Hutchison Ports BEST, ubicada en el puerto de Barcelona, ha puesto en marcha la instalación de 1.832 paneles solares las cubiertas de sus edificios de la mano de la compañía Solar Profit. Se trata de una infraestructura de autoconsumo de prácticamente media hectárea de superficie y que es capaz de generar 1,18 GWh de electricidad, lo que equivaldría al consumo de electricidad anual de unas 200 viviendas.

La responsable del área de sostenibilidad de la terminal, Estefanía Soler, ha explicado que la empresa pretende “continuar reduciendo la huella de carbono de la terminal, siendo las emisiones de la empresa el 65% inferior con respecto a terminales manuales convencionales”. Por su parte, el presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha subrayado que “en la comunidad portuaria de Barcelona se trabaja para impulsar la descarbonización de la actividad portuaria; alcanzar el objetivo de tener un puerto neutro en emisiones de carbono es responsabilidad de todos y actuaciones como esta son el camino para lograrlo”.

“Tener un puerto neutro en emisiones es responsabilidad de todos y este es el camino para lograrlo”
Damià Calvet Presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Una productividad energética alta en la terminal ayuda a las navieras a reducir el tiempo de estancia en el puerto e incrementa la velocidad en los trayectos hacia siguientes destinos, reduciendo las emisiones a la atmósfera y la huella de carbono del buque, han explicado desde Hutchison Ports. Además, BEST trabaja con la Autoridad Portuaria del Barcelona para electrificar su muelle para que los buques se conecten a la electricidad durante su estancia en la terminal.

Esta no ha sido la única iniciativa del ámbito energético que se ha producido en el puerto de la capital catalana a lo largo de los últimos días. La semana pasada, el área PIF del puerto de Barcelona puso en marcha una nueva central fotovoltaica con capacidad para cubrir aproximadamente la mitad del consumo energético de la instalación, generando un volumen de energía de 300.000 kWh anuales. En este caso, la infraestructura fue implantada por la empresa Citelum Ibérica y cuenta con 700 placas instaladas en la cubierta del edificio y en las pérgolas del aparcamiento.