18 de julio de 2024 | Actualizado 18:22

Adif prepara el tercer carril por el túnel de Roda de Berà tras el visto bueno del Gobierno

Esta actuación habilitará un itinerario del Corredor Mediterráneo "por el interior" en la provincia de Tarragona dotado con ancho estándar
Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

El Consejo de Ministros ha autorizado las obras de adaptación al ancho internacional del túnel de Roda de Berà (Tarragona) con una inversión de 15,1 millones de euros. Los trabajos, que licitará Adif en los próximos meses, pretende habilitar un itinerario “por el interior” en una zona “de gran potencial socioeconómico e industrial con el que promover el transporte de mercancías por ferrocarril”, según destaca el Gobierno. Respecto a “por el interior”, fuentes de Adif han confirmado que se refiere a que cuando los trenes salen del tunel de Roda, no seguirían por la línea de la costa, sino por la del interior, que va desde San Vicenç de Calders y pasaría por Vilafranca del Penedès, Martorell y Castellbisbal.

Las obras implantarán un tercer carril en ambas vías, lo que permitirá la circulación de trenes de ancho estándar e ibérico a velocidades de hasta 120 km/h. Con los trabajos también se aumentarán las dimensiones de la sección actual, mediante el rebaje de la rasante del túnel, de casi 422 metros de longitud, para cumplir con los estándares de interoperabilidad que requiere el tercer hilo, un hecho que también sucede en otros túneles que integran el trazado del Corredor Mediterráneo en Catalunya, como los de Martorell o Castellbisbal. 

Las obras implantarán un tercer carril en las dos vías, permitiendo la circulación de ancho estándar e ibérico

En el interior del túnel también se renovará e impermeabilizará la bóveda, se reforzará la superficie con hormigón, se instalará un nuevo sistema de drenaje de aguas y se montará vía en placa, nueva catenaria y se repondrán las instalaciones de seguridad y comunicaciones. Por otro lado, en el exterior del túnel, también se rebajará la rasante de las vías, se construirán muretes guardabalasto y se ejecutarán depósitos de recogida de vertidos y zonas de instalaciones auxiliares. Además, se prevé la colocación de mantas antivibratorias y pantallas acústicas para rebajar el impacto acústico generado por el tránsito de trenes.