13 de junio de 2024 | Actualizado 19:05

ONE responde a la caída del mercado con menos escalas y la circunnavegación de África

La naviera ha sufrido una corrección significativa en sus ingresos y sus beneficios en el primer trimestre del presente ejercicio
Ocean Network Express (ONE)

La caída de la demanda de transporte marítimo ha llevado a la naviera Ocean Network Express (ONE) a ampliar las cancelaciones de escalas y a redirigir algunos de sus buques por el Cabo de Buena Esperanza para circunnavegar África en el primer trimestre del presente año. En este sentido, la compañía ha indicado que el periodo “de cancelación de escalas, que normalmente finalizaba con el Año Nuevo Chino, se ha extendido a los meses de marzo y abril”. En cuanto a la navegación por el Cabo de Buena Esperanza, ONE ha señalado que algunos buques “en sentido este en las rutas entre Asia y Europa y Asia y la costa este de Norteamérica han sido redirigidos a través del Cabo de Buena Esperanza”. Esta es una de las medidas que ha adoptado la naviera “para incrementar la eficiencia y reducir el tiempo de inactividad de los buques”.

La naviera ha reducido el consumo de combustible a través de la navegación lenta de sus buques

Junto a esta medida, la compañía ha expandido su cobertura de puertos para incrementar la capacidad de las ventas, ha reducido el consumo de combustible a través de la “navegación lenta” o super slow steaming, ha desplegado buques más grandes en las rutas este-oeste y también tonelaje adicional en las rutas entre el norte y el sur para aprovechar una demanda más fuerte. ONE ha corroborado que la ralentización de la demanda que empezó en el mes de julio “se ha incrementado, particularmente entre Asia y Norteamérica y Asia y Europa”. En este sentido, ha señalado que la caída del volumen de carga entre Asia y Norteamérica ha caído el 24,5% y entre Asia y Europa el 12,9% con respecto al año anterior. “Se ha producido una cierta mejora en la confianza empresarial, al tiempo que se han reducido los precios de la energía y se ha suavizado la inflación, pero estos cambios económicos no han llevado a una recuperación del mercado en el consumo del retail”, ha matizado.

La congestión portuaria “se ha normalizado”, lo que ha llevado a la mejora de la capacidad de las flotas. “Ha habido alguna preocupación acerca de que las entregas previstas de muchos nuevos buques podrían crear un exceso de tonelaje en el mercado, pero no se ha sentido ningún impacto significativo”, ha añadido la naviera. Con respecto a las negociaciones de los trabajadores portuarios en los puertos de la costa oeste de Estados Unidos, ONE ha señalado que aún “están en marcha a pesar del comunicado conjunto emitido en el mes de febrero en el que señalaban que se esperaba alcanzar un acuerdo pronto”.

En este escenario, los ingresos de la compañía se han reducido el 44,9% en el cuarto trimestre del año fiscal 2022, que corresponde al primer trimestre de 2023, hasta los 4.462 millones de dólares (4.224,5 millones de euros), mientras que el beneficio de ONE ha caído el 76,3%, hasta situarse en 1.210 millones de dólares (1.101,1 millones de euros). El descenso de la demanda “se ha acentuado en este periodo, en un contexto de elevado índice de existencias de mercancías en Estados Unidos y el descenso del consumo en Europa debido al incremento de la inflación”, ha manifestado el armador japonés. “Por el lado de la oferta”, ha añadido, “la utilización del tonelaje ha mejorado al disminuir la congestión”.