24 de julio de 2024 | Actualizado 18:29

El consumo de cemento en España suma tres meses consecutivos de contracciones

La tendencia se debe a la moderación de los meses vacacionales, el escenario postelectoral y la ralentización de los fondos de recuperación
Oficemen

La industria de cemento en España está experimentado retrocesos en lo que a consumo se refiere. De hecho, lleva tres meses consecutivos en recesión. Solo durante julio y agosto se han consumido en nuestro país 1,2 millones de toneladas y un millón de cemento, respectivamente, lo que supone una pérdida de más de 100.000 toneladas en el conjunto de los dos meses. En el acumulado de los ocho primeros meses, se ha registrado un consumo de 9,8 millones de toneladas de cemento, el 0,8% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de la patronal cementera española (Oficemen).

“Observamos con preocupación desde el sector el retroceso en el consumo de cemento”
Aniceto Zaragoza Director general de Oficemen

Los fabricantes de cemento recuerdan que es habitual la moderación en el consumo durante los meses vacacionales. Sin embargo, este año se suma también la incertidumbre política postelectoral, que ha afectado tanto a la obra pública como a la iniciativa privada. A estos factores se suman los datos desfavorables de la producción industrial en junio y julio, junto con la ralentización en la ejecución de los fondos del plan de recuperación, transformación y resiliencia, han desgranado las cementeras.

Por otro lado, las exportaciones de cemento han experimentado una reducción del 6,15% en julio y del 17% en agosto, lo que ha resultado en una pérdida conjunta de 108.977 toneladas entre ambos meses. El acumulado del año hasta agosto se sitúa en 3,4 millones de toneladas. Este volumen supone una disminución del 9,2% en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que se traduce en una pérdida de 354.050 toneladas en valores absolutos.