15 de julio de 2024 | Actualizado 10:12

El gran consumo prioriza ser rentable y ralentiza el reto de la sostenibilidad y la digitalización

Más de tres cuartas partes de las compañías da o dará preferencia a la rentabilidad de las operaciones por encima de cualquier otro factor
I.L. / Aecoc

La persistencia de la inflación y los terremotos geopolíticos han obligado a las empresas de gran consumo a cambiar el orden de sus prioridades. Si bien la descarbonización y la digitalización eran los dos pilares sobre los que se sustentaba la optimización de la cadena de suministro, ahora más de tres cuartas partes de las compañías fabricantes da o dará preferencia a la rentabilidad de las operaciones por encima de cualquier otra estrategia, incluidas la sostenibilidad y la digitalización. Es uno de los resultados que ha arrojado el estudio ‘Perspectiva para la Logística en Gran Consumo’ presentado durante el 13º Congreso de Supply Chain de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc). La sostenibilidad de la cadena de suministro sigue apareciendo entre las tres primeras prioridades para el gran consumo, pero se ha alejado respecto a las opiniones del año pasado.

Por su parte, la digitalización de la cadena de suministro ha descendido hasta la cuarta posición entre las inquietudes del sector: sólo el 43% de las empresas de gran consumo la consideran una prioridad que poner en marcha inmediatamente en sus procesos. Todo ello, según el sector, es producto del aumento de los costes logísticos y la inflación. La encuesta de Aecoc ha constatado que el 45% de las empresas estima entre el 5% y el 10% el incremento de costes asociados a implementar operativas digitales en la supply chain. “Es un momento en que las estrategias deben orientarse hacia donde más esté doliendo tu cuenta de resultados”, ha afirmado el director de Supply Chain en Alcampo, Raimundo Gonzalo. “Vivir a dos velocidades permitirá implementar medidas que permitan siempre la rentabilidad de las operaciones”.

Por ello, el mantra más repetido entre los profesionales del gran consumo es gestionar el riesgo y aprovechar los recursos que ya existen de una forma mejor para asegurar el recorte de los costes logísticos. En una encuesta realizada durante el congreso, Aecoc ha constatado que la rentabilidad es fundamental para el 52,1% de los asistentes, seguida de la resiliencia de la cadena de suministro (26%). Como ejemplo, la directora de Operaciones Iberia de Henkel, Loles Soriano, ha informado de la próxima fusión de dos de las áreas de la compañía especializada en química comercial y del necesario ajuste de inventarios asociado. “Nuestro objetivo es optimizar el transporte para responder a la caída de volúmenes hasta que podamos integrar un pedido único, que esperamos que suceda a principios del próximo año”, ha afirmado Soriano.

“Optimizaremos el transporte para responder a la caída de volumen hasta integrar un pedido único”
Loles Soriano Directora de Operaciones Iberia de Henkel

En la misma línea, la directora de Logística de los supermercados Uvesco, Luz Pérez, ha afirmado que “hemos reducido los kilómetros en nuestras rutas de transporte y estamos procurando hacer lo mismo con menos”. No en vano, el sector reconoce que los costes de la energía, incluyendo los carburantes, ha sido la partida que más incidencia ha tenido en las cuentas anuales (57%). En la encuesta de Aecoc, se ha colocado como la primera partida de mayor coste, una posición superior a la que mantenía el año pasado. “En Europa, nunca hemos tenido experiencias de vivir en inflación, así que esto nos ha pillado con el pie cambiado”, ha justificado Raimundo Gonzalo (Alcampo). Las demás partidas que más han subido para el gran consumo han sido el transporte (48%) y las materias primas (44%).

UN GRADO DE DIGITALIZACIÓN BAJO EN LA CADENA DE SUMINISTRO
El estudio de Aecoc ha arrojado resultados en cierto modo chocantes en términos de digitalización. Por un lado, el 37,5% de las empresas de gran consumo consideran la capacidad de incorporar tecnologías adecuadas para la completa digitalización eficiente de las operaciones como la mayor barrera actual. De hecho, más de la mitad de los agentes del sector reconoce que el grado de digitalización de la cadena de suministro es bajo. Ello se nota en áreas como el aprovisionamiento, el transporte y especialmente en la última milla. Sólo el 16% de los encuestados considera que está bien digitalizada. Además, los riesgos relacionados con la ciberseguridad supone una preocupación para el 38% del sector, siendo ésta la primera vez que este factor se cuela en la encuesta de la asociación.

67%

El 67% del gran consumo tiene problemas para encontrar conductores, demand planners y carretilleros

Otros retos que el gran consumo ha puesto sobre la mesa son la optimización de rutas y el transporte en vacío (88%), la falta de madurez y de desarrollo de nuevas tecnologías (72%), la falta de vehículos alternativos (67%) y la falta de infraestructuras y de financiación para fomentar la descarbonización (61%). En lo relativo al talento, el 63% de las compañías de gran consumo consultadas reconoce obstáculos para atraer y retener el talento, especialmente en las profesiones de conductores, demand planners y carretilleros. En este sentido, la directora de Clientes de Cadena de Suministro de España y Portugal de Procter & Gamble, María Duque, ha querido señalar hasta qué punto los procesos de reclutamiento se han complicado por la necesidad de encontrar profesionales con experiencia y las denominadas ‘soft skills’. “Estamos pidiendo muchas más habilidades y está bien buscar indicios de que la persona tenga esas características, pero no tiene sentido que queramos que las traiga de casa”.