26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

DHL se aplica un cóctel de inversión y reducción de costes para afrontar la caída del negocio

El gigante logístico diversifica su estrategia según el desempeño de cada una de sus divisiones, que sufren evoluciones muy dispares
DHL Group

El gigante logístico DHL apuesta por una mezcla de inversiones y control de costes para afrontar una deriva económica que, a medida que avanza el año, va a la baja. La empresa, anteriormente conocida como Deustche Post DHL Group, ha desechado los escenarios más optimistas que barajaba a principios de año para este 2023 y ya ve inviable alcanzar un ebit de 7.000 millones que iba ligado a una recuperación económica en el último trimestre. Con un descenso en esta magnitud del 28% en lo que va de año respecto a 2022, su consejero delegado, Tobias Meyer, reconoce que “la recuperación de la economía mundial no se ha materializado” dado el contexto de “inflación y crisis geopolítica”. Por ello, la firma se centra en “continuar invirtiendo en aquellas áreas de crecimiento del negocio global” a la par que “mantenemos la vista puesta en los costes” allí donde la caída es acusada.

“Nuestras divisiones dependen en distinto grado de las fluctuaciones económicas”
Tobias Meyer Consejero Delegado de DHL Group

Con todo, el negocio global del grupo va a la baja al cierre del mes de septiembre. Con unos ingresos de 60.410 millones de euros, la distancia con las cifras de 2022 ya es del 14,5%, más acusada que a la mitad de año. En cuanto al beneficio neto consolidado de la compañía, de 2.700 millones, ese descenso alcanza el 33%. Pero el desempeño es dispar en los distintos segmentos que componen la compañía, de ahí que su dirección apueste por estrategias de equilibrio en cada frente. “Nuestros distintos modelos de negocio son dependientes de las fluctuaciones económicas en grados distintos”, ha afirmado Meyer en este sentido, que pone como ejemplo su división de supply chain. En efecto, este segmento crece el 1,8% respecto al tercer trimestre de 2022 con una facturación de 4.258 millones de euros y alcanza un aumento del ebit del 10,5%. “Ello nos da la fuerza para mantener nuestras inversiones en un crecimiento futuro provechoso pese al entorno difícil existente”, ha añadido el consejero delegado de DHL.

En lo que va de año, la supply chain de DHL también logra un crecimiento del 4,4% respecto a 2022, una dinámica que según el grupo se debe a “la llegada de nuevos negocios, el crecimiento del negocio ecommerce y un aumento de la productividad motivada por la estandarización y la digitalización”. Asimismo, la división de ecommerce amortigua su caída en el tercer trimestre (-0,8% en la facturación) y sigue en positivo en el acumulado del año (+1%) con 4.490 millones de euros. También aquí DHL mantiene una política de “expansión de nuestras redes” a pesar del aumento de costes en el sector, y Meyer apunta a que ello se debe a que “queremos facilitar la diversificación logística que buscan nuestros clientes al abrir nuevas localizaciones”.

-37%

La división de transportes de DHL ya ha perdido el 37% de su facturación respecto a 2022

Por contra, la división que arrastra hacia abajo el negocio del gigante alemán se centra en sus servicios de transporte, muy impactados por el descenso dramático de los fletes respecto al ejercicio pasado. La caída en facturación es del 44% solo en el tercer trimestre, con una cifra acumulada que se sitúa el 37% por debajo en lo que va de año (14.740 millones de euros). Aun así, el dirigente del operador logístico ha afirmado “no sentirse preocupado”, dado que “la normalización del flete” y “la evolución macroeconómica” anticipaban esta situación. Con un ebit de 1.038 millones de euros, su desplome en los nueve primeros meses del año para esta división es del 43,3%.

Donde DHL afirma estar aplicando una “política de costes” es en su división express, que en el tercer trimestre de 2023 ha sufrido una caída del 18% en su facturación (5.885 millones de euros) y del 11,1% en lo que va de ejercicio (18.288 millones de euros). En cuanto a su ebit, el descenso interanual acumulado ya es del 20% y se queda en 2.471 millones de euros. Para su segmento de Post & Parcel en Alemania, el grupo ha conseguido aumentar su facturación en el 0,3% en el trimestre, en gran medida “gracias al aumento de precios de la paquetería para los clientes empresariales” en el país centroeuropeo, y se estabiliza sin cambios en cuanto a su facturación acumulada, que es de 12.153 millones de euros. Con todo, DHL reconoce que estos servicios llevan un descenso de los volúmenes “por cambios estructurales en cuanto al servicio de correos alemán”, de modo que el ebit en lo que va de ejercicio ya se ha contraído en el 47,2% (468 millones de euros).