26 de julio de 2021 | Actualizado 15:02

La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona chocan por el puerto y el aeropuerto

Damià Calvet considera que la emergencia climática puede afrontarse descarbonizando las infraestructuras y Janet Sanz apuesta por limitar su crecimiento
De izquierda a derecha: Janet Sanz (Ayuntamiento de Barcelona) y Damià Calvet (Generalitat de Catalunya) | M.V.

La Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona han expresado opiniones divergentes respecto al futuro del puerto de Barcelona y del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. El conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha expresado que ante la emergencia climática actual “no pensamos tanto en una limitación de la actividad del puerto y del aeropuerto, sino en su descarbonización”. Por su parte, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad en Barcelona, Janet Sanz, ha defendido que “todo lo que sea creación de nueva circulación se debe limitar y contener”.

Las administraciones del Àmbit 40, que engloba a los municipios declarados como zona de protección especial del ambiente atmosférico, se han reunido esta mañana para debatir sobre la reciente decisión de la UE ante la calidad del aire en Barcelona y Madrid. En este sentido, Calvet ha explicado que en la reunión “tanto el puerto como el aeropuerto han expuesto sus planes de mitigación, adaptación al cambio climático y trabajo respecto a la contaminación”.

“No pensamos tanto en una limitación de la actividad, sino en su descarbonización”
Damià Calvet Consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya

Según el consejero, el puerto ha expuesto su plan de electrificación de muelles y de aprovisionamiento de gas natural licuado (GNL) a los buques, mientras que el aeropuerto ha detallado sus planes de movilidad terrestre asociados a la actividad aeroportuaria. En este punto, Calvet ha recordado que el puerto de Barcelona está actualmente “reclamando a Red Eléctrica Española una cantidad adecuada de suministro” con esta finalidad.

Por su parte, Sanz ha anunciado que el Ayuntamiento de Barcelona está a favor de la apuesta del puerto por electrificar sus muelles, pero ha recordado que “el GNL también contamina, aunque no tanto como el fueloil”. No obstante, también ha subrayado que la emergencia climática se está dando ahora, y que “en el mejor de los casos” la electrificación de la infraestructura se haría efectiva “en unos cinco o ocho años”, siempre y cuando “las navieras hagan un esfuerzo de adaptación para enchufarse, porque sino no funcionará”.

“Somos ciudad con aeropuerto y puerto, no puerto y aeropuerto con una ciudad”
Janet Sanz Teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad

Por eso, ha explicado que “como depende de tantas variables, mientras tanto tenemos que poder integrar estas nuevas infraestructuras, no pueden crecer ilimitadamente”. Además, ha añadido que “somos ciudad con aeropuerto y puerto, no puerto y aeropuerto con una ciudad” y ha criticado que el ayuntamiento tenga “solo un representante en la autoridad portuaria” y que, en el aeropuerto, “solo forme parte del comité de nuevas rutas”. Además, respecto al aeropuerto, la teniente de alcalde de Ecología ha recordado que “hay una propuesta encima de la mesa para pasar de 42 a 72 millones de pasajeros” y que eso “tiene una huella ecológica brutal, no son solo los aviones y el transporte terrestre, sino el de la gente que nos visita”.