5 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:53

El coronavirus profundiza la crisis de la carga aérea internacional en febrero

A medida que se ha propagado la pandemia, la carga aérea ha visto sus tráficos disminuir a la par, con Asia Pacífico a la cabeza
Airbus

Los efectos del coronavirus se han dejado sentir en los tráficos de la carga aérea internacional en el mes de febrero. Según los últimos datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), los mercados mundiales de la carga áerea han registrado una contracción del 1,4% en toneladas por kilómetro (CTK, en inglés), en comparación con el mismo periodo en 2019. Por otra parte, la demanda ajustada estacionalmente ha disminuido del 9,1% mes a mes en este periodo. El impacto del Covid-19 se ha manifestado con especial intensidad en la zona de Asia Pacífico, pero se propagará al resto de la industria global a medida que los datos recojan las consecuencias de la expansión de la pandemia y las restricciones aéreas. 

Estos resultados son producto, según IATA, de que en febrero los impactos negativos de la crisis sanitaria en la demanda de carga aérea, que ya han comenzado a reflejarse en los datos, se deben a que gran parte de la fabricación en China ha caído drásticamente por el cierre generalizado de factorías y por las restricciones de movilidad. Por otro lado, la demanda mundial de exportación también ha caído a un nivel históricamente bajo. Además, la reducción en las operaciones de vuelos comerciales de pasajeros en respuesta a las restricciones decretadas por los distintos gobiernos ha generado una pérdida en la capacidad de carga. 

Asia-Pacífico ha sufrido una caída del 15,5%, mientras el impacto se propaga en las cadenas globales

En este sentido, la capacidad de carga -medida en toneladas de toneladas de carga disponibles (ACTK)- cayó el 4,4% interanual en febrero de 2020. “La propagación del Covid-19 se ha intensificado en febrero y, con ello, el impacto en la carga aérea”, ha explicado el director general de IATA, Alexandre de Juniac. “Los vuelos de Asia-Pacífico fueron los más afectados con una caída del 15,5%, tras lo cual se ha sucedido la interrupción de las cadenas de suministro mundiales”, ha señalado el director. Además, ha subrayado que “la interrupción en el tráfico de pasajeros ha generado un decremento profundo en la capacidad de carga, y esta industria está luchando por satisfacer la demanda restante con la capacidad limitada disponible”.

En cuanto a las diferencias regionales, las aerolíneas en Europa sufrieron una disminución considerable en el crecimiento interanual en los volúmenes totales de carga aérea en febrero, mientras que los tráficos de América del Norte y Asia-Pacífico experimentaron caídas más moderadas. Oriente Medio, América Latina y África fueron las únicas regiones que registraron un crecimiento en la demanda de carga aérea en comparación con febrero de 2019.

En concreto, las aerolíneas europeas han registrado una disminución del 4,1% en la demanda de carga en febrero de 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las aerolíneas europeas fueron de las primeras en cancelar vuelos con Asia, lo que contribuyó a la caída de la demanda en febrero. El mercado interior europeo disminuyó asimismo del 7,8% interanual, debido, según IATA, a que la región se ha visto afectada por las interrupciones de la cadena de suministro global y las primeras medidas de contención del coronavirus.