30 de noviembre de 2020 | Actualizado 6:03

El conflicto por la formación del sistema Navis N4 en Valencia llega a los tribunales

El comité de empresa reitera su disposición a negociar, pero rechaza la presencia de un observador de la Autoridad Portuaria de Valencia
Operación de estiba en el puerto de Valencia | Autoridad Portuaria de Valencia

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) ha presentado una demanda de conciliación de conflicto colectivo apelando a su derecho a formar a los trabajadores acerca de las especificaciones del sistema operativo Navis N4 relativas a las especialidades o puestos de trabajo ejercidos por cada uno de ellos. El CPEV ha argumentado que esta acción formativa es de carácter específico y su objetivo es capacitar a su personal ante la adopción de una mejora tecnológica, por lo que su negativa vulneraría la legalidad. Las empresas estibadoras valencianas esperan que el acto de conciliación, que tendrá lugar el próximo jueves 15 de octubre, previo al juicio por la demanda presentada “haga reconsiderar a los sindicatos su postura y que cualquier discrepancia o interpretación de la ley que pueda haber, se aclare en los tribunales”.

El acto de conciliación entre las partes y previo al juicio se celebrará este jueves, día 15 de octubre

La dirección del Centro Portuario de Empleo de Valencia ha señalado que el conflicto por las tareas “se enmarca en la posición de bloqueo ejercida por la representación legal de los trabajadores del CPEV que tiene por finalidad forzar a las empresas a la determinación de las tareas a realizar por las distintas categorías profesionales tras la implantación del sistema Navis N4”. El organismo ha lamentado que el comité de empresa “esté instrumentalizando el bloqueo de esta formación con el fin de conseguir la realización de unas tareas que no vienen recogidas en la Ley de Puerto y, por ende, las empresas pueden continuar realizándolas con su plantilla”.

Según la parte patronal, la dirección del CPEV ha intentado negociar con los sindicatos aspectos relacionados con las funciones y tareas a realizar por el personal portuario tras la implantación del sistema Navis N4, “algo que tampoco ha sido posible”. El presidente del comité de empresa del Centro Portuario, Jorge García, ha afirmado que es “falso que no hayamos querido abrir esta negociación”. Las empresas señalan que, tras convocar “hasta en dos ocasiones la comisión paritaria de convenio (los pasados 29 de septiembre y 2 de octubre), el comité de empresa se ha negado a participar, planteando una nueva fecha (6 de octubre) pero rechazando la propuesta de que estuviera presente un representante de la Autoridad Portuaria de Valencia, por lo que tampoco se produjo esta reunión”.

Los estibadores no entienden la presencia de un tercero en la negociación al ser una empresa privada

A este respecto, Jorge García ha apuntado que en las dos primeras ocasiones “no pudimos mantener esa reunión por cuestiones de agenda, y por eso planteamos la fecha del 6 de octubre”. García ha añadido que no entienden “la posición de la empresa de meter un tercero en la negociación, cuando somos una empresa privada”. El presidente del comité de empresa ha subrayado que su voluntad “es y ha sido siempre la de negociar y dialogar para poder formar” y ha recordado que es la empresa “la que ha paralizado la formación de forma unilateral“. El CPEV ha señalado que entendía necesario “abordar este debate con la parte social en presencia de un observador designado por parte de la autoridad portuaria, pero tras haber convocado hasta en dos ocasiones la comisión paritaria de convenio colectivo y que los sindicatos excusaran su presencia y se negaran a aceptar la figura del observador, ha entendido que la parte social da por concluida la negociación”.