24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02
Salvador Alemany (Saba), Mercè Conesa (Port de Barcelona), Ricard Font (FGC) y Maurici Lucena (Aena) durante la jornada | Port de Barcelona

FGC reivindica su rol clave para disminuir el tráfico rodado de mercancías en Barcelona

Reducir en la ciudad el 25% de los vehículos pesados de paso supondría generar un mínimo de 50 trenes diarios de 750 metros

El presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FCG), Ricard Font, ha acentuado la necesidad de invertir para optimizar la distribución ferroviaria de mercancías en Barcelona. Según los datos de la entidad pública, además de la carga rodada que se mueve dentro de la ciudad, unos 24.000 camiones diarios cruzan la capital catalana. Para reducir el 25% el paso de estos vehículos pesados, Font ha calculado que se debería generar un mínimo de 50 trenes diarios de 750 metros, mientras que ahora operan nueve trenes al día de 450 metros. “Necesitamos una infraestructura de autopista ferroviaria para poder eliminar estos camiones”, ha manifestado.

En el marco de unas jornadas organizadas por Barcelona Tribuna, el presidente de FGC también ha recordado el crecimiento exponencial del ecommerce previsto para los próximos años. Con el objetivo de absorber este previsible aumento de volúmenes, desde la compañía ferroviaria catalana han propuesto aprovechar su capacidad para hacer llegar la mercancía a la ciudad desde el entorno metropolitano. Por ejemplo, el presidente de FGC ha citado el uso de las estaciones para la distribución del comercio electrónico o el desplazamiento la mercancía en horas valle. “No podemos desaprovechar esta crisis, debemos tener ambición, ganas y no tener pereza para tomar decisiones”, ha añadido Font.

“Necesitamos una infraestructura de autopista ferroviaria para poder eliminar el paso de camiones”
Ricard Font Presidente de FGC

El presidente de Saba Infraestructuras y expresidente de Abertis entre 2003 y 2018, Salvador Alemany, ha comentado en la misma línea la necesidad de optimizar la distribución de última milla. Por ello, ha abogado el uso de la logística nocturna para entrar desde las zonas logísticas al entorno de las ciudades y transformar los parkings en hubs de distribución. “A partir de aquí se podría realizar un reparto regulado, ordenado y eficiente, de forma que se establezcan unos horarios y se desplace con medios sostenibles”, ha resaltado. “Disponemos de la mejor red de aparcamientos urbanos del Mediterráneo”.

En cuanto a la vertiente medioambiental del transporte rodado, Alemany ha recalcado que “nadie es negacionista, pero preocupa que a partir del concepto de que se deban combatir las emisiones, todo valga”. En este sentido, ha defendido que “tenemos que combatir las emisiones, pero no podemos confundir al enemigo: no es el coche, son las emisiones, y básicamente derivan de la congestión”. En relación a ello, el presidente de Saba ha manifestado que “no podemos condicionar excesivamente las infraestructuras esenciales”, por ejemplo, al limitar la capacidad de absorción de movilidad de la infraestructura con el cierre para la circulación de calles.

“No podemos condicionar excesivamente las infraestructuras esenciales”
Salvador Alemany Presidente de Saba

Ricard Font ha valorado, a su vez, que “el cambio modal debe ser de oferta, no de restricción” y que “necesitamos un diálogo entre todos los sistemas, pero con la inversión necesaria”. Para reducir el 25% del millón de desplazamientos diarios que se producen con la entrada y salida de vehículos en la ciudad, “tendríamos que crear una oferta de 300.000 viajes al día, el 40% más de la que damos FGC y Rodalies de forma conjunta”. Por ello, Font ha expuesto que “tenemos que ser conscientes de nuestra responsabilidad ambiental y, en vez de prohibir la actividad, ver cómo la transformamos para que sea respetuosa con el medio ambiente”.

En el marco del encuentro, Alemany también ha realizado una valoración sobre el fin de los peajes y ha comentado que “nos encontramos en una situación relativamente absurda, porque han caído las concesiones y no se ha puesto en marcha un sistema alternativo con un modelo armónico de Estado”. En concreto, ha señalado que el modelo anterior se encontraba “agotado” y que “nos ha llegado el final de las grandes concisiones sin que el sistema haya puesto en marcha una vía alternativa que cumpliese con el principio de quien usa paga, quien contamina, paga, que es la gran directiva europea”.

“El consenso es imprescindible, la ciudad no puede dar la espalda al puerto ni este a la ciudad”
Mercè Conesa Presidenta del puerto de Barcelona

Este principio de pago por uso también ha sido reivindicado por la presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, quien también ha recordado que “nuestra infraestructura es la más rentable en cuanto a su balance económico a nivel de Puertos del Estado y debería ser la que más recibe para tener a punto su infraestructura física y ferroviaria”. Por otra parte, y con la voluntad de alinearse de forma más profunda con la ciudad, la presidenta ha defendido el diálogo con el Ayuntamiento de Barcelona en ámbitos como el del Port Vell. “El consenso es imprescindible, la ciudad no puede dar la espalda al puerto, y el puerto tampoco a la ciudad”, ha asegurado. “Debemos crecer de manera sostenible, transformando la actividad en más limpia”.

De hecho, mañana, 14 de abril, la autoridad portuaria prevé firmar con el Ayuntamiento de Barcelona una propuesta para desarrollar un ecosistema de economía azul. No obstante, en referencia al proyecto de Hermitage, la presidenta ha informado que aún sigue en trámite. “Antes del verano, habremos tomado una decisión, ya sea para llegar a un punto de entendimiento o para plantearnos más horizontes”. Además, sobre el futuro de los cruceristas, ha manifestado que “ahora tenemos la oportunidad de gestionar mejor su visita mediante aplicaciones inteligentes, visitas concertadas, grupos burbuja y reducidos, para que la visita no sea tan invasiva y sea respetuosa con la calidad de vida de los ciudadanos de Barcelona” y que “los operadores están de acuerdo y dispuestos a reinventar esta experiencia”.

EL FUTURO DE LA EXPANSÓN AEROPORTUARIA DE BARCELONA
El presidente de Aena, Maurici Lucena, también ha participado en la jornada y ha subrayado dos elementos clave para redefinir el futuro del aeropuerto de Barcelona-El Prat: una mayor conectividad aérea internacional y una mayor sostenibilidad. “Combinar los dos elementos es perfectamente posible con las tecnologías que se van desarrollando”, ha manifestado. En relación a ello, el presidente de Aena ha reiterado su voluntad de situar al aeropuerto catalán como un hub internacional con destinos de fuera de Europa, objetivo para el que ha defendido el proyecto de terminal satélite del complejo aeroportuario. “La propuesta existe, pero debe ser Catalunya quien decida si en los próximos meses la encara”.

De no decidirse la construcción de cara a verano, Lucena ha señalado que “desde la perspectiva de Aena, deberíamos esperar como mínimo cinco años más”. Este desarrollo permitiría, según ha detallado, hacer un uso más eficiente de las pistas al cambiar su configuración. Por otra parte, el directivo ha descartado la opción de que aeropuertos como Reus, Girona o Sabadell complementen al de Barcelona: “No hay ningún aeropuerto del mundo que sea un hub utilizando conexiones con otros aeropuertos”. Además, ha desmentido que se puedan eliminar vuelos de corto radio. “Legalmente, las aerolíneas son propietarias de los slots y las rutas que han utilizado el año anterior, no se las puede obligar a abandonarlas para crear nuevos espacios porque nos interesan nuevos hubs”.