22 de septiembre de 2021 | Actualizado 16:19

El transporte y la logística superan la barrera del millón de afiliados

Las expectativas de recuperación económica impulsan todos los segmentos a la vez que disminuyen los afectados por los ERTE
Freepik / APM Terminals

El negocio de la logística y el transporte ha mejorado, un mes más, el número de afiliados, una tendencia alcista que mantiene desde febrero y que le ha permitido superar el millón de trabajadores en junio. De esta forma, la Seguridad Social contabiliza 12.297 afiliados más, una cifra impulsada por el régimen general y del mar, en tanto que los autónomos descienden por primera vez en cuatro meses. Los expertos apuntalan el optimismo de los meses anteriores y prevén alzas para lo que resta de ejercicio, especialmente ligadas al avance de la vacunación, la disminución de las restricciones y la reactivación de la hostelería. 

“Esperamos una mejora progresiva por la recuperación de otros sectores”
Valentín Bote Director de Randstad Research

El director de Randstad Research, Valentín Bote, señala que el sector logístico ha tenido en junio un comportamiento “muy positivo” y reafirma su perspectiva sobre la logística y el transporte como uno de los sectores más dinámicos de la economía durante la crisis del Covid-19. “Esperamos una mejora progresiva en los próximos meses como consecuencia, entre otros factores, del crecimiento que están empezando a experimentar otras actividades como la hostelería, que dinamizan determinados segmentos de la actividad logística”, explica el directivo de Randstad Research. Por su parte, el investigador de Adecco Diego Barceló sostiene que, si bien los incrementos registrados por el sector son “ligeramente más suaves que los del conjunto de trabajadores en relación de dependencia, muestran con claridad que esta actividad acompaña a la recuperación de la economía”.

MÁS DE 100.000 AFILIADOS QUE HACE UN AÑO
Concretamente, el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha cuantificado el incremento de afiliados en el transporte y la logística en el 1,2% más que el pasado mes de mayo, cuando se situó en 995.696 trabajadores. En términos interanuales, el sector ha sumado más de 100.000 afiliados a la Seguridad Social, si bien hay que tener en cuenta que, en junio del 2020, el país acababa de salir del confinamiento decretado por el estado de alarma. Los autónomos han restado afiliados, situándose en 213.896 trabajadores, el 0,43% menos. El régimen general, por su parte, registra ya 730.178 trabajadores después de haber sumado 11.276. Con respecto a junio de 2020, el ascenso es del 4,29%, es decir, casi 30.000 personas más. Los trabajadores del régimen del mar suman 64.119 tras un alza del 3,46% y sumar 2.144 personas.

Todos los segmentos suman, teniendo en cuenta el ajuste estacional, especialmente el marítimo (+3,86%), hasta las 1.182 personas. Le sigue en alza el segmento de postales y correos, que alcanza las 97.836 personas afiliadas después sumar el 3,21%. El almacenamiento llega hasta los 207.199 afiliados (+1,35%), el transporte aéreo sube ligeramente hasta las 33.949 personas (+0,95%) y el terrestre y por tubería alcanza los 598.847 trabajadores afiliados (+0,60%).

CAEN LOS ACOGIDOS A ERTE TRAS LA ÚLTIMA PRÓRROGA DEL REAL DECRETO
Desde el pasado enero, cuando se registraron más de 42.000 trabajadores de logística y transporte acogidos a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), la cifra ha ido bajando de forma progresiva hasta situarse en 37.487 personas en mayo y a 32.775 en junio, lo que supone un descenso de 10.000 personas desde el inicio del año.

De esta forma, cada vez son menos las personas del sector que continúan bajo el paraguas de los ERTE tras la última prórroga del Real Decreto del 30 de septiembre aprobada por el Gobierno el pasado 27 de mayo hasta el próximo 30 de septiembre. Los ERTE resultado de este Real Decreto cumplirán así un año con la confianza por parte de patronal, sindicatos y Gobierno de que a lo largo del verano la economía se irá recuperando ante el descenso de contagios. En su última prórroga se reflejó este optimismo alentando a las empresas a reactivar su empleo dando bonificaciones por ello. Este mecanismo ha permitido a las empresas, en el último año, acogerse a esta medida de reducción temporal de plantilla en vez de acudir a los despidos en un momento en que el sector sufría las derivadas de la crisis sanitaria y los sectores afectados por ella. 

Los trabajadores acogidos a este Real Decreto descienden así hasta las 27.226 personas desde las 31.207 del mes de mayo, en tanto que los trabajadores acogidos a ERTE por fuerza mayor caen a las 3.050 personas, 798 menos. Por su parte, los afectados por no fuerza mayor suben ligeramente hasta las 2.499 personas desde las 2.432. Todos los segmentos descienden, especialmente el terrestre y por tubería, que registra 1.361 personas menos en ERTE, y el de almacenamiento, que desciende el 21,24% hasta los 7.386 trabajadores. El aéreo desciende en 1.239 personas hasta las 7.386, mientras que el marítimo registra 848 afectados y las actividades postales y de correos, 346 trabajadores en ERTE, siendo los dos que menos descienden.