22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

Repsol produce en Bilbao su primer biocombustible para aviación a partir de residuos

La energética ha obtenido 5.300 toneladas de combustible sostenible en su planta de Bilbao que evitarían 300 toneladas en emisiones de CO2
Freepik

El primer lote de biocombustible para aviación producido en España a partir de residuos se ha completado con éxito en el Complejo Industrial de Petronor (Bilbao) de Repsol. La compañía ha obtenido de esta forma 5.300 toneladas de combustible sostenible para el sector aeronáutico, cuyo uso evitará la emisión a la atmósfera de 300 toneladas de CO2, el equivalente a 40 vuelos Madrid-Bilbao.

El producto resultante, denominado biojet, “cumple con los requisitos de calidad y las condiciones de sostenibilidad de la cadena de producción, logística y comercialización”, explica Repsol en un comunicado, tratándose del primer lote fabricado exclusivamente con residuos como materia prima. La empresa energética, en línea con su plan estratégico hasta 2025, ya había llevado a cabo la fabricación de otros dos lotes en las refinerías de Puertollano y Tarragona, a mediados de 2020 y principios de 2021, respectivamente, donde se utilizó biomasa como materia prima.

El pasado año, Repsol también anunció la construcción en Cartagena de la primera planta de combustibles avanzados de bajas emisiones de España, con capacidad para producir 250.000 toneladas al año de hidrobiodiésel, biojet, bionafta y biopropano a partir de residuos. Para 2025, espera producir 1,3 millones de toneladas de este tipo de combustibles sostenibles y más de dos millones para 2030. “El impulso de este tipo de combustibles se suma a los proyectos que Repsol ya ha desplegado en eficiencia energética, generación de electricidad baja en emisiones, hidrógeno renovable, economía circular, combustibles sintéticos y captura, uso y almacenamiento de CO2”, destaca la compañía, una serie de proyectos enmarcados en su intención de convertirse en una compañía “cero emisiones netas” en el año 2050.