27 de octubre de 2021 | Actualizado 19:14
Acto de inauguración del BNEW en la Estación de Francia de Barcelona | BNEW

El BNEW arranca su segunda edición con la vista puesta en la reactivación económica

El evento inicia sus operaciones con la intención de generar nuevas oportunidades económicas y de empleo en el mundo postpandémico

La colaboración público-privada, la transformación digital justa, el crecimiento sostenible y el impulso del talento joven se han presentado en la inauguración de la Barcelona New Economy Week (BNEW) como los ejes prioritarios para la reactivación y la transición hacia la economía 4.0. Las autoridades presentes en el acto han destacado el protagonismo de los fondos europeos “para que las empresas, sean del tamaño que sean, puedan presentar sus proyectos”, ha manifestado la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

La ciudad de Barcelona acoge esta semana la segunda edición del BNEW, un evento que se inició el año pasado en un contexto de recesión mundial acelerada por la pandemia y que se consolida este ejercicio con el doble de temáticas, ponentes y horas de contenido. “Desde el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona tenemos la vocación de explorar nuevos caminos y oportunidades, sobre todo en momentos de gran dificultad”, ha manifestado el delegado especial del Estado en la entidad, Pere Navarro, que ha destacado la importancia de tratar la nueva economía de forma transversal.

“La BNEW es el primer evento en el que los temas no se tratan sectorialmente”, ha afirmado Pere Navarro. Con este fin, hasta el día 8 de octubre, se crearán 240 horas de contenidos alrededor de diez temáticas interconectadas: logística, real estate, ecommerce, industria digital, zonas económicas, sostenibilidad, movilidad, ciencia, talento y ciudad. En estas sesiones, que se emitirán por streaming desde siete escenarios emblemáticos de Barcelona, se fomentará el networking y la creación de proyectos innovadores en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “La BNEW nos marcará el camino a seguir”, ha resumido Cunillera.

“Tenemos la vocación de explorar caminos y oportunidades, sobre todo en etapas de dificultad”
Pere Navarro Delegado de la Zona Franca de Barcelona

El primer teniente de alcalde de la capital catalana, Jaume Collboni, ha subrayado el papel de Barcelona como vanguardia de las transformaciones que se están produciendo en Europa y en el mundo. “La ciudad de Barcelona siempre ha tenido un espíritu de innovación”, ha señalado. En este sentido, ha explicado que es clave la cohesión social, la solidaridad y la competitividad, fundamentadas en dos ejes, el talento y la creatividad. “Barcelona ofrece la conectividad, el talento, el clima, el ambiente y la colaboración público-privada”, elementos que el teniente de alcalde identifica como imprescindibles para la creación de los empleos del futuro.

En el mismo sentido, la secretaria d’Economia de la Generalitat de Catalunya, Matilde Villarroya, ha manifestado que “es fundamental que existan eventos capaces de situar Barcelona en el centro de la nueva economía”. Villarroya se ha mostrado optimista: “Estamos comenzando a ver la luz al final del túnel” ha asegurado, “podemos decir que empezamos a ver indicadores económicos que muestran una reactivación”. En concreto, se ha referido al aumento de las exportaciones, que “ya se sitúan por encima de los valores prepandémicos”.

La secretaria d’Economia de la Generalitat de Catalunya ha destacado “el impulso de la industria, el consumo doméstico y la recuperación del sector servicios” y la importancia de la adaptación ante el panorama global cambiante. “Debemos transitar hacia un modelo distinto al que teníamos: el compromiso social, una transición justa donde nadie se quede atrás, un modelo económico que respete el medio ambiente y un modelo más competitivo, aunque no basado en la reducción de costes de la mano de obra, son imprescindibles”, ha concluido en su intervención.