7 de octubre de 2022 | Actualizado 0:01

Gibraltar asume la aparición de nuevos vertidos hasta el fin del rescate del barco

Las autoridades del Peñón mantienen el control de posibles fugas mientras finaliza la extracción del fueloil y de otros componentes químicos
Autoridad Portuaria de Gibraltar

La Autoridad Portuaria de Gibraltar avanza en las labores relacionadas con el buque granelero ‘OS35’, encallado en la costa Este del Peñón, tras una jornada de fuertes vientos que ha amenazado las operaciones de extracción de los hidrocarburos. El capitán del puerto ha confirmado que están cerca de recuperar el total de fueloil pesado que transportaba el barco, además de limpiar las manchas del combustible concentradas en la primera barrera de contención. Sin embargo, el Gobierno de Gibraltar ha destacado que, “aunque se haya retirado la mayor parte del combustible del buque, se espera que continúe el vertido de contaminantes hasta que finalicen las operaciones de salvamento”.

En todo caso, las autoridades gibraltareñas han confirmado la “estabilidad” de la situación. Los ‘skimmers’ han recogido aproximadamente 21.000 litros de fueloil encerrada en la primera barrera de contención. Por su parte, el catamarán ‘Horizon’, enviado por la Autoridad Portuaria de Cádiz, ha recuperado 4.000 litros de vertido. Además del ‘Horizon’, actualmente hay desplegados otros siete barcos que absorben la fuga de fueloil. El capitán del puerto ha constatado la extracción directamente del barco de una cantidad de gasóleo superior a la declarada en un inicio, del mismo modo que “podría darse la situación de que en realidad hubiera menos fuel a bordo de lo declarado”. Así, los equipos de salvamento han completado la recuperación de 310.000 litros de gasóleo y de 124.000 litros de fueloil pesado.

A excepción del fueloil pesado del tanque 2, el resto ha sido recuperado por los equipos de rescate, incluido el que permanecía en la sala de máquinas. Aún quedan algunos tanques pequeños con cantidades menores de combustible alrededor del barco y se ha procedido a recuperar todos los componentes químicos guardados en el mismo. Asimismo, han comenzado las operaciones para vaciar toda la carga de la embarcación y extraer el aceite lubricante.

El bombeo de los hidrocarburos se vio ralentizado por la llegada de fuertes vientos que desplazó la segunda barrera de contención que rodea el barco y ya ha sido colocada nuevamente. Al mismo tiempo, la Autoridad Portuaria de Gibraltar ha confirmado que la barrera que protege la playa de Los Catalanes no ha sido dañada tras su alejamiento por el temporal. Por el momento, la bandera roja ondea en Little Bay y en Sandy Bay, donde los equipos de limpieza están retirando las manchas de contaminación, y han reabierto la playa de la Línea. También se ha detectado la llegada del vertido a la Cueva de Gorham, declarada Patrimonio de la Humanidad. Por otro lado, la policía de Gibraltar puso en libertad bajo fianza al capital del buque semihundido tras permanecer un día detenido. Con el objetivo de restablecer las operaciones portuarias, el Gobierno de Gibraltar se plantea rebajar la declaración de “incidente grave” a lo largo del día.