19 de mayo de 2024 | Actualizado 6:09

Hapag-Lloyd prevé un descenso “significativo” de los beneficios tras alcanzar cifras récord

La naviera alemana apunta al enfriamiento de la economía como principal causa de el retroceso de los resultados previsto para 2023
Hapag-Lloyd

La naviera alemana Hapag-Lloyd ha alcanzado unos ingresos de 34.500 millones de euros en el año 2022, el 55,1% superiores a los registrados en el ejercicio anterior. La compañía ha atribuido este resultado a “un aumento de la tarifa media de flete, hasta los 2.863 dólares por teu”. Sin embargo, ha matizado, “ya a finales de año la tarifa de flete ha disminuido significativamente debido a la relajación de la congestión en los puertos y a la menor demanda”. El consejero delegado de la naviera, Rolf Habben Jansen, ha destacado que han arrancado el ejercicio 2023 “con buen pie, pero la economía se ha enfriado y sigue siendo inevitable un descenso significativo de los beneficios”.

“La economía se ha enfriado y es inevitable un descenso significativo de los beneficios”
Rolf Habben Jansen Consejero delegado de Hapag-Lloyd

La naviera ha incrementado su Ebitda hasta los 19.428 millones de euros, el 79% más que en 2021, el Ebit ha crecido hasta los 17.524 millones de euros (+86,6%) y el beneficio se ha situado en los 17.042 millones de euros, el 87,5% por encima del alcanzado en 2021. El volumen de transporte de contenedores se ha mantenido estable, con 11,8 millones de teus en 2022 (-0,2%), “debido a las tensiones de la cadena de suministro”, ha subrayado la naviera. África ha sido un mercado donde ha crecido su volumen de transporte tras la integración de NileDutch y la adquisición de DAL. Asimismo, Hapag-Lloyd ha subrayado que la “elevada inflación se ha dejado notar claramente en los costes por unidad. Los gastos del transporte han aumentado el 18,5% hasta los 13.700 millones de euros”. En este sentido, ha apuntado un crecimiento del 58,5% del coste medio en el consumo de combustible y del 22,8% en los costes de manipulación y almacenaje.

“En conjunto”, ha apuntado Rolf Habben Jansen, “echamos la vista atrás a un 2022 muy fructífero, con unos resultados excepcionalmente sólidos”. El consejero delegado de Hapag-Lloyd ha afirmado que esto “nos ha permitido reforzar una vez más nuestra resistencia financiera y nuestra estructura patrimonial”. “Además”, añade, “hemos mejorado la calidad del servicio para nuestros clientes y hemos invertido en terminales e infraestructuras, así como en la eficiencia de nuestra flota”. Sin embargo, “los costes, como los de combustible, fletamento de buques y manipulación de contenedores, han aumentado significativamente”.

La naviera espera para el ejercicio 2023 un Ebitda en el rango de los 4.000 a los 6.000 millones de euros y un Ebit entre 2.000 y 4.000 millones de euros. “Esta previsión”, ha indicado la compañía, “sigue estando sujeta a una considerable incertidumbre, dada la guerra en curso en Ucrania y otros conflictos geopolíticos, así como los efectos de la elevada inflación”.