21 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Los puertos europeos secundan la petición española de monitorizar los recintos vecinos

Los recintos europeos también son partidarios de actualizar de forma continua la lista de los puertos vecinos de transbordo para evitar fugas
El puerto de Tanger Med, en Marruecos | APM Terminals

La organización de puertos marítimos europeos (ESPO) se ha sumado a las peticiones españolas para que la Unión Europea (UE) ejerza un monitoreo más cercano de los puertos vecinos de transbordo en el marco de su sistema de comercio por derechos de emisión (ETS) de carbono. Como hicieran hace unos días el ministerio de Transportes, a través de la Marina Mercante, y el puerto de Algeciras, ESPO advierte de los desarrollos que se están produciendo en recintos extracomunitarios que, actualmente, no presentan los volúmenes mínimos de transbordo establecidos por el listado que ha elaborado Bruselas para ser incluidos en el sistema, que son del 65%. Ello incluye a los puertos de Tanger Med (Marruecos) y Port Said (Egipto), pero la organización demanda que los volúmenes actuales no sean el único criterio, y que dicha lista se “actualice de forma continua y no cada dos años”, para no perder de vista esos desarrollos.

“Los grandes armadores están preparando su fuga del sistema europeo de comercio de emisiones”
Zeno d'Agostino Presidente de ESPO

El presidente de ESPO, Zeno d’Agostino, ha manifestado que “vemos una aceleración en inversiones de capacidad de contenedores adicional en los puertos colindantes a Europa”, en las cuales tendrían protagonismo “las principales navieras que actúan en dichos recintos”. El mandatario de la organización portuaria también se ha referido a “los primeros movimientos de desvío de tráficos hacia fuera de Europa”, lo cual “refuerza la idea de que los grandes armadores, donde procede, están preparando su fuga fuera del sistema ETS” para cuando este entre en vigor el próximo año. Por ello, la organización ha elevado alegaciones a la consulta desplegada por Bruselas sobre su lista.

Por otro lado, ESPO también ha criticado el redactado actual de la norma, que a su parecer sigue restando competitividad al sistema portuario comunitario. “Bajo la actual legislación, cuando los buques atracan en un puerto europeo de transbordo, la última etapa de su recorrido entre dicho recinto y otro europeo está sujeta a cargos ETS por el 100% del viaje. En cambio, si los barcos se dirigen a un puerto de transbordo fuera de la UE, solo son susceptibles de pagar el 50% del trayecto”, han esgrimido en un comunicado.

El puerto de Valencia también ha propuesto ampliar la lista de recintos vecinos para evitar la fuga del transbordo

Las alegaciones de la organización portuaria han coincidido con las que ha presentado a su vez el puerto de Valencia, con un enfoque similar al de Algeciras y Marina Mercante. La dársena valenciana prevé “un desplazamiento del negocio de transbordo hacia puertos no comunitarios”, con especial protagonismo de armadores asiáticos y norteamericanos que se dirijan a Europa. Por ello, y como ya alegaran los otros actores españoles, sugiere una lista adicional de instalaciones mediterráneas para que se “valore” su inclusión en el listado. La Autoridad Portuaria de Valencia cita los puertos turcos de Tekirdag, Ambarli, Aliaga y Mersin, así como los de Ashdod y Haifa en Israel y el de Beirut en el Líbano. Por otro lado, también conmina a la Comisión Europea a monitorizar los recintos en desarrollo, centrándose en Damietta II (Egipto), Nador West Med (Marruecos) y Cherchell (Argelia).