1 de octubre de 2020 | Actualizado 18:11

DSV inicia un puente aéreo directo entre España y China

La compañía prevé que se realicen dos salidas semanales entre Barcelona y Shanghai, con perspectivas de ampliar la frecuencia a entre cuatro y siete salidas
DSV

La empresa transitaria DSV ha ampliado capacidades con un puente aéreo directo entre España y China. Esta conexión permitirá abastecer a los mercados en la presente situación de emergencia provocada por el coronavirus, así como proveer bienes de primera necesidad. «El primer vuelo de importación sale este viernes», han informado desde DSV España. «Estamos recibiendo reservas e incluso se han interesado algunas autoridades». En un comienzo, la compañía prevé que se realicen dos salidas semanales. No obstante, si la demanda avanza conforme a lo previsto, ampliará la frecuencia a entre cuatro y siete salidas. «La importación tiene muy buenas perspectivas, sobre todo porque es un servicio muy necesario y demandado», ha puntualizado DSV.

La conexión entre Barcelona y Shanghai dispone de un tiempo de tránsito total de 14 horas

Concretamente, se trata de un puente aéreo sin escalas entre Shanghai y Barcelona, con un tiempo de tránsito total de 14 horas. Este trayecto se realizará con un Airbus A330-300 y permitirá la distribución a toda la Península y al resto de Europa, según ha explicado la compañía. Además, la aeronave permitirá la carga de mercancía refrigerada, con el objetivo de que se puedan transportar productos para los sectores farma, hospitalario y sanitario. «Estamos arriesgando mucho, porque es un servicio propio al 100% y nos costará más llenar la exportación», han añadido DSV.

Tal como ha recordado el operador, «se trata de un entorno con capacidad de carga actual muy reducida», debido a las restricciones y cancelaciones de vuelos a nivel mundial. Esta medida se suma así a otras como el fletamento de cargueros para traer material sanitario desde China impulsado por Madrid y Valencia. Asimismo, a finales de febrero, la multinacional danesa ya mostró su predisposición a ofrecer su flota intermodal para abastecer España ante las cancelaciones por el Covid-19.