19 de septiembre de 2021 | Actualizado 9:45

El puerto de Tarragona acoge dos operativas de carga de proyecto hacia Estados Unidos

La estibadora que ha realizado el embarque ha sido Noatum Tarragona y el transporte de las piezas ha corrido a cargo de Transmodal
Momento del embarque de una de las piezas | Autoridad Portuaria de Tarragona

Los muelles del puerto de Tarragona han acogido dos operativas de embarque de carga de proyecto con destino a Estados Unidos. La primera de ellas, desarrollada en el muelle Castilla, ha sido de un solo módulo de 198 toneladas de peso y tiene como destino Houston. La segunda de estas operativas ha consistido en el embarque de cinco módulos, cuatro de 89 toneladas de peso y una de 330 toneladas, con destino a Nueva Orleans. Las piezas han sido cargadas con grúas de gran tonelaje del propio buque, el ‘BBC Africa’, una embarcación con una eslora de 120 metros, un calado de 7,6 metros y una manga de 20 metros, que ha sido consignada en el enclave tarraconense por Marmedsa Noatum Maritime.

Las piezas se utilizarán para la construcción de plantas químicas en Estados Unidos

El módulo de primero de los proyectos tiene una longitud de 35 metros, mientras que el segundo ha contado con cuatro módulos de 21 metros de longitud y otro de 25 metros, ha indicado la Autoridad Portuaria de Tarragona. Los dos proyectos han sido construidos por Schwartz Hautmont en Vila-Seca y en el interior del propio puerto de Tarragona. “Se trata”, ha destacado la institución portuaria, “de una de las empresas situadas en el puerto de Tarragona que construye grandes proyectos para la industria química y energética mundial“. La estibadora encargada de la operativa ha sido Noatum Tarragona y el transporte ha estado a cargo de Transmodal.

“El tráfico de carga de proyecto es en estos momentos un servicio del puerto de Tarragona dentro de la estrategia de crecimiento y diversificación de tráficos“, ha subrayado la autoridad portuaria. “La infraestructura portuaria tarraconense”, ha añadido, “ofrece servicios y disponibilidad de superficie para este tipo de cargas, como son las amplias áreas operativas en los muelles, las rampas Ro-Ro y una excelente accesibilidad”. El calado de 16 metros de profundidad “hace el resto, ya que permite el atraque de buques especiales preparados para transportar grandes cargas”, ha indicado la institución portuaria.