23 de enero de 2022 | Actualizado 8:02

Las congestiones en aeropuertos y la falta de capacidad frenan el crecimiento de la carga aérea

Las aerolíneas europeas y estadounidenses son las más afectadas por el aumento de ventas a final de año y la falta de personal por ómicron
IAG Cargo

El crecimiento exponencial que vivían los volúmenes de carga aérea desde agosto se ha reducido a la mitad. Si hasta ahora la incertidumbre provocada por la pandemia y las disrupciones de la cadena de suministros eran los principales sustentos de sus resultados, en noviembre se han convertido en las razones por las que su aumento ha frenado en seco. En concreto, la demanda global ha registrado un incremento del 3,7% respecto al mismo mes en 2019, mientras que en octubre el mismo valor ascendía al 9,4%. En meses pasados, los volúmenes de carga aérea aumentaron el 9,1% en septiembre y el 7,7% en agosto. Sin embargo, la capacidad cumple tres meses de estabilidad, debido a los mismos embotellamientos en hubs mundiales que afectan a la demanda. La capacidad se mantiene el 7,6% por debajo de niveles prepandémicos. En octubre, este dato había disminuido el 7,2%.

La temporada alta, iniciada en noviembre por el Black Friday y seguida por las fiestas navideñas, han ayudado a que los volúmenes de carga aérea continúen aumentando. Según los datos recopilados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), las ventas en Estados Unidos superaron a las registradas en el mismo periodo de 2019 el 23,5%, mientras que en China fueron del 60,8% solo en el Día de los Solteros. En términos generales, el comercio global de mercancías se incrementó en 4,6% en octubre comparado con niveles prepandémicos, el mejor porcentaje desde junio de 2021. Otro impulso para la carga aérea reside en el ratio de inventarios, que según IATA “permanece bajo” y se traduce en un mayor uso de aerolíneas para responder a la demanda.

Por contra, la nueva variante ómicron ha desestabilizado las plantillas de las empresas por el incremento de cuarentenas y todavía existe congestión en aeropuertos clave, como el JFK New York, Los Ángeles y el Ámsterdam-Schiphol. “Todos los indicadores económicos apuntaban a que la demanda seguía siendo fuerte”, ha manifestado el director general de la IATA, Willie Walsh, “pero las presiones de la escasez de mano de obra y las limitaciones en todo el sistema logístico provocaron inesperadamente la pérdida de oportunidades de crecimiento”. La acumulación de atrasos derivados del final de año han creado nuevas disrupciones de la cadena de suministros. “Los fabricantes, por ejemplo, no pudieron hacer llegar bienes vitales a donde se necesitaban, incluidos los EPIs”, asegura Willie Walsh. Por esta razón, el director de IATA insta a los gobiernos a actuar “con rapidez” para aliviar la tensión sobre las supply chain mundiales “antes de que esto afecte permanentemente a la forma de la recuperación económica de la Covid-19”.

A excepción de las aerolíneas de Asia-Pacífico, todas las regiones han sufrido un retroceso significativo en el crecimiento de sus volúmenes de carga. En el primer caso ha registrado un aumento del 5,2% en noviembre de 2021 en relación al mismo mes de 2019 (el 5,9% en octubre) y su capacidad se mantiene en niveles negativos con el 9,5%. Estados Unidos y Europa han sido las más afectadas, aunque por razones diferentes. Debido a la congestión que existe en los principales hubs de carga aérea del país, la carga aérea aumentó el 11,4% en noviembre, mientras que en octubre había registrado un 20,3%. En el caso de Europa, el descenso del 7,1% en octubre al 0,3% en noviembre de volúmenes de carga aérea se debe a restricciones de capacidad puntualmente localizadas y al embotellamiento de la cadena de suministros. En esta región, destaca el descenso del 7,3% respecto al mismo periodo en niveles prepandémicos de la capacidad de la ruta entre Europa y Asia.

Una vez más, los niveles más bajos de volúmenes de carga aérea se encuentran en América Latina, que en noviembre registraron una disminución del 13,6% (el 5,6% en octubre). La capacidad de esta región ha experimentado un descenso del 20,1% respecto al mismo mes de noviembre en 2019. Al otro lado del mapa, las aerolíneas de Oriente Medio registraron un aumento del 3,4% de carga aérea en noviembre de 2021, que supone una caída relevante desde los últimos datos publicados por IATA (el 9,7% en octubre). La asociación internacional asegura que esta disminución se debe al deterioro de rutas como Oriente Medio-Asia o Estados Unidos-Oriente Medio. Por último, las aerolíneas provenientes de África han sufrido una caída significativa: en noviembre de 2021 los volúmenes de carga aérea aumentaron el 0,8% y en octubre estos mismos valores se habían incrementado el 9,8%. Tras meses de cifras positivas, la capacidad ha disminuido el 5,2% respecto a niveles prepandémicos en las aerolíneas africanas.