29 de septiembre de 2022 | Actualizado 6:03

El fondo Kennedy Wilson remodela su activo logístico en Leganés para lanzarlo al mercado

La plataforma de 16.000 metros cuadrados contará con seis millones de euros para adaptarlo a las actuales demandas del sector logístico
Imagen virtual del centro logístico una vez ejecutadas las actuaciones de modernización | Kennedy Wilson

El inversor inmobiliario Kennedy Wilson Europe Real Estate ha iniciado las obras de remodelación del centro adquirido el pasado mes de diciembre en el polígono de Nuestra Señora de Butarque en el municipio de Leganés. Concretamente, el fondo va a invertir seis millones de euros para convertir las instalaciones en un edificio de última generación. Las obras de remodelación del edificio ya han comenzado y se espera que estén terminadas en enero de 2023.

El activo se sitúa próximo a almacenes de Amazon, Decathlon, Grupo Logista, Mercadona o DHL

El activo logístico dispone de 16.300 metros cuadrados de superficie bruta alquilable con el objetivo de acoger a un único operador. A nivel medioambiental contara con la certificación BREEAM Very Good. A nivel operativo, el edificio dispone de diez metros de altura libre de almacenamiento y un ratio de más de un muelle de carga por cada mil metros cuadrados, muelles de carga para camiones, así como disponibilidad de seis posiciones de carga de furgonetas, ratios que cumplen con las demandas de empresas logísticas con actividad de distribución nacional o regional, así como a operadores logísticos de última milla, según ha declarado la empresa. Además, está preparado para la apertura de nuevos muelles en la fachada posterior en caso de operadores que tuvieran necesidades superiores de posiciones de camiones o furgonetas.

Los principales puntos donde se va a intervenir en el edificio, además de la dotación de muelles, van a ser la sustitución de la cubierta, la mejora de los pavimentos interiores y exteriores, la creación de un nuevo sistema de protección contra incendios y la remodelación integral del edificio de oficinas, con una intervención integral en la planta baja, que se saldará con hasta 1.300 metros cuadrados de espacio de oficinas. Además de todo esto, se añadirán plazas de aparcamiento para vehículos eléctricos, paneles solares e instalación de iluminación LED. El inmueble también contará con extinción automática de incendios. De esta forma, “cumple con los principales factores que actualmente está demandando el sector logístico, como son una conexión rápida y directa a infraestructuras de comunicación, cercanía a Madrid, la geometría del inmueble a nivel operacional y la reforma que se está realizando en el edificio que lo convierten en un inmueble de última generación”, comenta el director de Industrial y Logística de la oficina de Madrid de BNP Paribas Real Estate (división que ha asesorado en la comercialización del inmueble), Gabriel Córdoba.

“La operación continúa con nuestro programa de inversión en el mercado logístico español, con este activo muy bien ubicado, que tras el amplio plan de reformas ofrecerá unas instalaciones logísticas modernas y con certificación ecológica en el sur de Madrid”, ha añadido la directora de Kennedy Wilson Europe España, Cristina Pérez. Asegura confiar “en que continúe la fuerte demanda de ocupantes de activos logísticos modernos y bien ubicados en el eje sur de Madrid, mientras que la penetración del comercio electrónico en España, que crece más rápidamente que en el resto de Europa, apuntala nuestra tesis de inversión para la estrategia logística del fondo”.

El centro logístico ofrece accesos al centro de Madrid a través de las autopistas M-45 y A-42, estando ubicado dentro del eje sur, área de gran concentración de operadores logísticos. Destacan, principalmente, operadores con actividad de distribución de última milla o logística regional, y donde destacan los almacenes logísticos de firmas como Amazon, Decathlon, Grupo Logista, Mercadona o DHL en el entorno cercano.