20 de julio de 2024 | Actualizado 16:39

Terminal de Contenedores Miranda abre un almacén para productos siderúrgicos

La instalación se suma a otras naves para productos delicados y a una más de carácter polivalente, ambas actualmente en plena operación
Nuevo almacén especializado en los tráficos de productos siderúrgicos | Terminal de Contenedores Miranda

La Terminal de Contenedores de Miranda (TCM), promovida por JSV Logistic y ubicada en la provincia de Burgos, ha sumado una nueva instalación de 2.000 metros cuadrados para productos siderúrgicos dentro de su plan de expansión y construcción de almacenes e instalaciones ante la creciente demanda de servicios. Para ese tipo de mercancías, la compañía opera con maquinaria especial homologada para agilizar las operativas de bobinas de acero. Este nuevo almacén se suma a los otros dos actualmente en uso: uno de 3.000 metros cuadrados para productos delicados, como alimentación, y otro de 1.900 metros cuadrados polivalente.

1,9 millones de euros

TCM está construyendo su segundo ramal ferroviario en el que invierte más de 1,9 millones de euros

“Con sus 175.000 metros cuadrados de superficie y su terminal ferroviaria propia, TCM se ha consolidado como la plataforma logística de referencia en el norte peninsular para el transporte de mercancías por tren, así como centro de almacenaje y distribución”, afirma la propia compañía. Este nuevo almacén forma parte de la estrategia de crecimiento de TCM en instalaciones a pie de vía para optimizar las operativas logísticas y atender con instalaciones específicas para cada tipo de mercancía y los servicios logísticos necesarios para las cargas de sus tráficos ferroviarios.

Además, la terminal ferroviaria opera desde 2018 una conexión por tren entre Miranda de Ebro (Burgos) y el puerto de Barcelona, y está ampliando sus conexiones con otros recintos y áreas logísticas estratégicas. Debido a la creciente demanda de este tipo de servicios, TCM está inmersa en la construcción de su segundo ramal ferroviario. Esta nueva infraestructura ha supuesto una inversión de algo más de 1,9 millones de euros. El proyecto ha recibido una subvención de en torno al 40% por parte del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana dentro de los fondos Next Generation.

“TCM se está consolidando como el puerto seco de referencia del norte peninsular al dar una salida eficiente, rentable y sostenible con el transporte directo por ferrocarril”, aseguran desde la firma. El siguiente paso es abrir, en los próximos meses, un nuevo corredor ferroviario entre TCM y la nueva terminal Hub Portuario de Alicante, desde donde el operador logístico multimodal JSV Logistic opera líneas marítimas directas y express con Canarias, además de una línea con Turquía.