23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

Baleària inicia la construcción de un gemelo del fast ferry ‘Eleanor Roosevelt’ más potente

El buque llevará el nombre de la bioquímica Margarita Salas y su entrada en servicio se prevé para el año 2024
El fast ferry 'Eleanor Roosevelt' | Baleària

La naviera Baleària ha iniciado la construcción de un segundo fast ferry de pasaje y carga con motores duales a gas natural en los astilleros Armon de Gijón. La compañía ha indicado que este nuevo proyecto “es fruto de la satisfacción de la compañía y sus clientes con la navegación y comodidad que ofrece desde 2021 su gemelo, el ‘Eleanor Roosevelt“. Baleària bautizará esta nueva unidad con el nombre de la bioquímica pionera Margarita Salas y prevé que comience a operar en 2024. El presidente de la naviera, Adolfo Utor, ha señalado que combinará “las prestaciones más competitivas del ‘Eleanor Roosevelt’ con una serie de novedades en su diseño e ingeniería para elevar la experiencia del cliente”.

La nueva unidad se construye, al igual que su gemelo, en los astilleros Armon de Gijón

Así, el nuevo buque tendrá las mismas características que su gemelo: 123 metros de eslora, 27 metros de manga y una capacidad para transportar 1.200 pasajeros y 400 vehículos. A nivel técnico, la naviera ha destacado que aumentará el 10% la potencia del ‘Margarita Salas’ respecto a su homólogo, con la instalación de cuatro motores duales a gas natural de Wärtsila de 9.600 kW, que le permitirán alcanzar una velocidad de servicio de 35 nudos. Este barco será el décimo de Baleària con motores duales a gas natural, “una tecnología versátil que también puede consumir el 100% de biometano, así como mezclas de hidrógeno verde de hasta el 25%”, ha apuntado la compañía. Adolfo Utor ha señalado que la construcción de esta segunda unidad “responde a unos resultados excepcionales del ‘Eleanor Roosevelt’ y la apuesta por este prototipo innovador y eficiente”.

La compañía ha apuntado que, desde hace un año, se ha visto obligada “a reducir el uso de este combustible por el crecimiento disparado de su precio”, y ha señalado que lo considera “como una energía de transición, ya que es la más limpia y madura que existe actualmente con el horizonte de la descarbonización para 2050”. Asimismo ha resaltado que instalará “unos equipos de medición en el ‘Margarita Salas’ que permitirán monitorizar el consumo real de combustible o calcular la eficiencia de los motores”. Según ha explicado Baleària, la instalación de sensores “proporcionará información en tiempo real para poder navegar de forma eficiente, así como ajustar la velocidad y el rumbo para incrementar el confort según el estado del mar”. Se trata del octavo buque de la naviera que cuenta con este sistema de monitorización y que forma parte del proyecto de torre de control.