16 de junio de 2024 | Actualizado 9:59

Calsina Carré refuerza su servicio intermodal con 200 semirremolques gruables

La empresa catalana también ha adquirido vehículos al fabricante Schmitz Cargobull para destinarlos a su creciente negocio en Marruecos
Calsina Carré

El operador de transporte por carretera Calsina Carré ha ampliado su flota intermodal con la adquisición de 200 semirremolques gruables P400 del fabricante alemán Schmitz Cargobull. Los vehículos forman parte de un lote de 228 unidades que también incluye otros equipos destinados a varias áreas de negocio de la compañía, y cuyo objetivo es el de “renovarla”, señalan sus fuentes. También 228 han sido el total de semirremolques que Calsina Carré habría ido integrando en su flota de parte de este mismo fabricante en el último año, afirma la empresa. “Esta nueva adquisición consolida aún más la sólida alianza entre ambas empresas”, añaden.

Calsina Carré también ha adquirido 20 furgones al fabricante alemán de remolques y semirremolques

El paquete de adquisiciones “abarca una variedad de productos para satisfacer las diversas necesidades de transporte de la compañía”, señala Calsina Carré en un comunicado. A corte de ejemplo, una parte de los 200 semirremolques gruables está certificada para el transporte de neumáticos. En el lote también hay “cinco semirremolques portabobinas” que el operador destinará a sus negocios en Marruecos, en expansión en los últimos años, y tres lonas con sistema de doble piso para cargas a dos alturas. Y también incluye un total de 20 furgones, la mitad de los cuales “están equipados con sistema de barras para colgar ropa y la otra mitad con doble piso”, describe el operador catalán, de modo que aporten “versatilidad y capacidad de carga a distintas necesidades logísticas”.

Calsina Carré lleva varios años desarrollando sus flotas para el mercado intermodal, por el cual ha apostado de forma notoria. En 2020, ya incorporó varias lonas de Lecitrailer, y en 2021 también adquirió varios furgones de Schmitz Cargobull pensados para este tipo de transporte. Los P400 del último lote tienen especial importancia por su papel en las autopistas ferroviarias, que la empresa suele utilizar con el operador ferroviario VIIA en tráficos con Europa, y cuyos trazados en el resto de España deben arrancar de la mano de varias compañías en los próximos años.