4 de diciembre de 2021 | Actualizado 17:39

Barcelona y Tarragona sellan su primera inversión conjunta en una terminal intermodal

Ambos puertos catalanes formalizan su entrada accionarial en la Terminal Intermodal de Monzón (TIM) con la vista puesta ya en la de Tamarite
Los firmantes del acuerdo suscrito en la Casa Llotja de Barcelona | Autoridad Portuaria de Barcelona

La Terminal Intermodal de Monzón (TIM), situada en la provincia de Huesca, es la primera en la que los puertos de Barcelona y Tarragona coinciden como accionistas. Ambas autoridades portuarias han sellado el compromiso junto a los actuales accionistas de dicha sociedad, Grupo Samca, que lidera la terminal con el 75%, y la empresa pública Logirail (Renfe), con el 10%. El 15% restante es el que corresponde a los puertos de Barcelona (10%) y Tarragona (5%) y por el que han desembolsado una cuantía aproximada de 450.000 euros. Más allá de la cifra de inversión, “la operación tiene una gran importancia porque aporta al proyecto la visión comercial y las oportunidades de crecimiento internacionales que representan los dos puertos”, han manifestado los cuatro accionistas de la terminal intermodal.

Desde la Autoridad Portuaria de Barcelona han manifestado que su incorporación a la firma de la Terminal Intermodal de Monzón “permitirá mejorar su conectividad y reforzar su papel clave en la logística aragonesa”. Concretamente, “se potenciará, entre otras, las exportaciones cárnicas de la división de contenedores reefer”. El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha destacado tras la firma que el objetivo es consolidar y reforzar tráficos, para lo que será clave también el desarrollo de apartaderos para trenes de 750 metros. Disponer de estos apartaderos es “imprescindible para ampliar la cuota ferroviaria” del puerto de Barcelona, que se sitúa ya en el 16%, como ha recordado Damià Calvet. En el caso de la terminal aragonesa, es indispensable la ampliación de la vía de Selgua a los 750 metros de longitud, uno de los apartaderos ferroviarios en los que la Autoridad Portuaria de Barcelona invertirá en los próximos meses.

Para el presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, el acuerdo suscrito es una muestra de que “cuando hay voluntad, todo es posible”. Esta alianza estratégica con la terminal de Monzón incrementará el tráfico agroalimentario, especialmente el de cereales del recinto portuario de Tarragona. Tal y como ha explicado Josep Maria Cruset, la entidad que preside está trabajando en diversas inversiones para llegar a 2023 con una red intermodal preparada para extraer el máximo rendimiento al Corredor Mediterráneo, entre otros.

La terminal de Monzón batió su récord en 2020, con un tráfico de 67.705 teus y 34.730 toneladas de cereal

La Terminal Intermodal de Monzón acaba de cumplir una década “desde que entró el primer tren”, ha recordado el presidente de Grupo Samca, Javier Luengo. El máximo responsable de la empresa fundadora de la terminal y su principal accionista hoy día ha detallado que la instalación intermodal acumula una inversión de 20 millones de euros en estos diez primeros años. Además, ha logrado batir su récord de tráficos en 2020, con un volumen total de 67.705 teus, a los que se suman 34.730 toneladas de cereal. Javier Luengo ha aprovechado la entrada en el accionariado de los puertos catalanes de interés general para incidir en que la terminal es la única en España que aglutina tres actividades distintas: contenedor dry (TIM), contenedor reefer (termoTIM) y mercancía a granel (agroTIM).

A LA ESPERA DE LA ADJUDICACIÓN DE LA TERMINAL DE TAMARITE-ALTORRICÓN
La sociedad Terminal Intermodal de Monzón (TIM) ha concurrido a la licitación lanzada por Adif de la terminal de Tamarite-Altorricón, también en Huesca. Según ha anunciado el presidente del Grupo Samca, tuvo lugar la apertura de sobres hace unas semanas y la propuesta de la firma ha obtenido “una muy buena puntuación”, por lo que confía en que TIM se haya adjudicado la terminal. Concretamente, Adif licita la gestión de servicios y la comercialización de dicha instalación por un importe mínimo de 810.000 euros para 15 años, con posibilidad de una prórroga de cinco años en caso de realizar una inversión en la terminal superior a los dos millones de euros. Según detalla el pliego, el espacio objeto de concesión se trata de una parcela de terreno de 18.000 metros cuadrados, no adecuado actualmente para la carga, descarga o almacenamiento de unidades de transporte intermodal (uti). En esta superficie, se sitúan dos vías ferroviarias, una de 528 metros de longitud y otra de 416 metros.

Por su parte, la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, recordó que “la logística no solamente engancha, sus proyectos acaban siendo imparables” y ha señalado que este sector consigue “aunar colaboraciones” como la público-privada con Renfe a través de Logirail que tenía lugar gracias a esta terminal intermodal. Ahora, “contar como salida hacia el mar con estos dos puertos es un auténtico lujo”, ha expresado Marta Gastón. También el presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha subrayado el modelo de TIM, que “es una lección” de colaboración público-privada. Por ello, ha animado a ampliar, expandir y replicar este tipo de acuerdos allá donde sea posible y aporte valor.