23 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

El puerto de Barcelona aspira a crecer de forma sostenible con logística e intermodalidad

La autoridad portuaria se marca como reto alcanzar los 70.000 millones de euros en valor de comercio exterior hasta 2025 en su plan estratégico
Presentación del IV Plan Estratégico del puerto de Barcelona 2021-2025 | Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona se ha marcado el hito de alcanzar los 70.000 millones de euros en valor de la mercancía que transita por sus instalaciones en un plazo de cinco años. Se trata de un aumento de 1.000 millones de euros por año a partir de 2021, un reto especialmente complejo en el actual contexto de pandemia. Para conseguirlo, la entidad ha identificado en su Plan Estratégico 2021-2025 la necesidad de expansión de su suelo logístico y el incremento de la intermodalidad como dos aspectos clave para encarar su futuro con éxito.

“Tenemos que crecer y consolidarnos como un espacio multidisciplinario en el que confluyen todos los medios de transporte, independientemente del origen y destino de las mercancías”, ha destacado la presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa. Más allá de la actividad del lado tierra, el puerto ha destacado la importancia de su hinterland y la actividad logística que allí se desarrolla como un pilar clave para aportar valor añadido y diferenciación respecto a sus competidores. No obstante, el 97% del suelo logístico de la ZAL ya se encuentra ocupado. “Para seguir creciendo, necesitamos encontrar e identificar nuevo suelo logístico para usos logísticos marítimo-portuarios”, ha añadido Conesa.

“Tenemos que consolidarnos como un espacio multidisciplinar de todos los modos de transporte”
Mercè Conesa Presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Por ello, el puerto confía en que el proyecto del Aeropuerto de Barcelona para dedicar parte de sus terrenos a actividad logística contemple también usos marítimo-portuarios. Asimismo, en el ámbito de las infraestructuras y de la red ferroviaria, la autoridad portuaria busca construir “el complejo ferroviario más grande del sur de Europa” aprovechando los terrenos del antiguo cauce del río Llobregat, así como diferentes terrenos de la propia ampliación del puerto, según lo ha calificado el director general de la entidad, José Alberto Carbonell. Este espacio acogerá la futura terminal de la autopista ferroviaria. En los últimos 15 años, el puerto ha pasado de mover el 2% de su tráfico contenerizado en ferrocarril a casi el 15% en 2020, por lo que “ya nos encontramos en los estándares europeos con esta ratio”, ha señalado.  También ha citado actuaciones previstas como el desarrollo de los accesos del puerto o dotar con apartaderos de 750 metros al corredor ferroviario entre el puerto y Zaragoza.

“Pero no todo es una cuestión de infraestructura, también debemos tomar acciones en determinados servicios”, ha advertido el director general del complejo portuario. Por ejemplo, el plan estratégico plantea el establecimiento de un shuttle ferroviario desde el área del Vallès o en el Penedès. Asimismo, ha concretado la voluntad de la entidad portuaria de modernizar los atraques de graneles líquidos o uno de sus retos de más largo recorrido, según ha valorado: concentrar toda la actividad de contenedores en el área de expansión en la zona Sur del recinto.

El plan estratégico plantea un shuttle ferroviario y el traslado de la actividad de contenedores

“Uno de los puntos sobre los que incide el nuevo plan es consolidarnos como un puerto euroregional, que cada vez ofrezca más servicio a los mercados norteafricano, italiano, portugués, alemán y turco”, ha añadido Mercè Conesa. En referencia a la actividad crucerística, confía en presentar “un calendario realista para recuperar de manera responsable esta actividad que supone riqueza”.

EJES DEL PLAN ESTRATÉGICO 2021-2025 DEL PUERTO DE BARCELONA

  • Descarbonización de la actividad marítimo-porturia y reducción de las emisiones
  • Suministro de energía eléctrica a los buques
  • Nuevo modelo energético
  • Incremento de la intermodalidad

  • Diversificación del negocio portuario
  • Diversificación de la oferta de servicios
  • Atracción de la actividad logística
  • Desarrollo de las infraestructuras necesarias

  • Fomentar la formación, ocupación e igualdad
  • Puerto en el entorno urbano y metropolitano
  • Garantizar la seguridad de las personas
  • Garantizar la seguridad de las instalaciones

UN PLAN ESTRATÉGICO CON VISTAS A 2040
El cuarto plan estratégico 2020-2025 del puerto de Barcelona se basa en tres ejes: la sostenibilidad medioambiental, económica y social. Asimismo, además del horizonte temporal más inminente, hasta 2025, dispone de otro a más largo plazo, hasta 2040. “Es algo atrevido, pero es una hoja de ruta que dibuja los escenarios de futuro más plausibles y señala las líneas de actuación necesarias para orientar la actuación de la comunidad portuaria y logística y garantizar su posicionamiento competitivo”, ha manifestado Conesa.

Además, la presidenta ha adelantado que en los próximos 20 años “se prevé que se produzcan disrupciones frecuentes, más globales y sistémicas, que se sumarán también a transformaciones rápidas e intensas, como la concentración de las decisiones empresariales de la industria marítima en muy pocas manos”. En cuanto a la sostenibilidad medioambiental se refiere, el puerto prevé tener en cinco años la mitad de los muelles de contenedores y Ro-Ro electrificados, así como disponer de una red provisional y conexiones electrificadas (OPS) consolidadas o con proyectos de electrificación en marcha. Finalmente, en referencia a la sostenibilidad social, el complejo portuario catalán se ha propuesto incrementar a más de los 40.000 trabajadores diarios o regulares del puerto y su comunidad empresarial, 3.000 más de los empleados actualmente.