27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

El aumento de tráficos impulsa la cifra de negocio del puerto de Barcelona hasta mitad de año

Las importaciones registran un crecimiento histórico del 11% y el tránsito de contenedores asciende el 7% en la primera mitad del año
Damià Calvet y José Alberto Carbonell durante la presentación de los resultados semestrales de la autoridad portuaria | P.B. / Autoridad Portuaria de Barcelona

Todas las grandes partidas de mercancías en el puerto de Barcelona, a excepción de los vehículos, han experimentado incrementos en su volumen durante el primer semestre de 2022. Esta recuperación de actividad se ha visto reflejada en la cifra de negocio de la Autoridad Portuaria de Barcelona durante la primera mitad del año, periodo en el que ha registrado un incremento del 18% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. El volumen de negocio se ha aproximado a los 82 millones de euros en los primeros seis meses de 2022. Por otra parte, según ha afirmado el director general del puerto de Barcelona, José Alberto Carbonell, los resultados de explotación han experimentado un incremento del 83%.

En cuanto al resultado del ejercicio, ha crecido el 84% en relación al primer semestre del 2020. “Las cifras son muy parecidas a las magnitudes del año 2019”, asegura el director general del puerto. Sus resultados financieros del primer semestre del año se han visto beneficiados por el crecimiento exponencial que registran aproximadamente todos sus tráficos, que en muchos casos superan las cifras de 2019. Por ejemplo, el movimiento total del puerto de Barcelona hasta junio ha ascendido a 36,3 millones de toneladas, el 11% más que el año pasado y el 6% más que en 2019. “Es un tráfico histórico”, ha subrayado el presidente del puerto, Damià Calvet. “Es una buena noticia que indica que las empresas de nuestro hinterland trabajan bien para recuperar los niveles prepandémicos”, ha insistido.

“Las empresas de nuestro hinterland trabajan bien para recuperar los niveles prepandémicos”
Damià Calvet Presidente del puerto de Barcelona

Otra cifra que ha roto récords ha sido el movimiento de contenedores, que ha alcanzado los 1,8 millones de teus y ha superado en 0,7% al año pasado. Del total de contenedores, se ha registrado un aumento significativo de los llenos y también un incremento de los vacíos. Asimismo, el tráfico Ro-Ro ha experimentado un movimiento de 215.000 utis, que se traducen en un crecimiento del 12,5%. Los vehículos se mantienen como la nota discordante, con una contracción del 11% en la primera mitad del año, si bien, “la tendencia es de mejora”, según afirma Damià Calvet. De hecho, las importaciones y el tránsito de vehículo acumulado ya es positivo, aunque no ocurre lo mismo con las exportaciones. Esto se debe a “los nuevos tráficos de vehículos eléctricos fabricados en China y Estados Unidos”, como los pertenecientes a Tesla, y a la finalización del ERTE de Seat por la normalización de la cadena de suministros respecto a los componentes de los vehículos. “Parece que se consolida la recuperación”, ha asegurado José Alberto Carbonell.

IMPORTACIONES Y GRANELES LÍQUIDOS A DOS DÍGITOS
Los graneles, y principalmente los líquidos por la coyuntura internacional, certifican el crecimiento de sus tráficos hasta mitad de año. Respecto a los sólidos, han crecido el 3,2% respecto al ejercicio anterior, hasta sumar un volumen de 2,34 millones de toneladas. Este incremento se sustenta por el crecimiento de las exportaciones de potasas de las minas de Súria (138%), así como de los cereales y las harinas (65,9%). Los líquidos a granel han crecido el 42,8% respecto al mismo periodo del 2021, que se traduce en un total de 7,9 millones de toneladas. En concreto, se debe a la evolución que mantienen las importaciones de GNL (+83%) y a los tránsitos de gasolina (+178%) y de los biocombustibles (94%). “Las entradas por vía marítima continúan al alza”, ha destacado Damià Calvet, aludiendo a que el 72% del GNL llega por esta vía.

Las importaciones totales han experimentado un incremento “histórico, según lo ha calificado la autoridad portuaria, del 11%, con productos y destinos muy diversificados. Sin embargo, las exportaciones ha sufrido una disminución del 6%. Según los directivos del puerto catalán, el deterioro responde a dos razones: a la reducción de las mercancías enviadas a China, en especial del reefer, y al descenso de la exportación de alfalfa, un tráfico que “se podrá recuperar”, según ha apuntado el director general del puerto. Al mismo tiempo, las exportaciones a Estados Unidos “son notables, fruto de su situación económica de los últimos meses” y las mercancías transportadas a Turquía han crecido el 14%. También el tránsito ha aumentado el 7% respecto al año pasado, un valor “que ayuda a aumentar la conectividad de nuestras empresas”.

La recuperación se está reflejando también en el tráfico de pasajeros, uno de los más afectados por la pandemia. En este sentido, un total de 1,2 millones de personas han pasado por el puerto de Barcelona (+393,4% respecto al mismo periodo del año anterior), pero aún el 45% por debajo de cifras prepandemia. Los cruceros y los ferries se sitúan el 36% por debajo de las cifras registradas en 2019, aunque la revitalización del turismo y de la economía están impulsando de forma progresiva su crecimiento. En concreto, los pasajeros de ferries han alcanzado la cifra de 520.000 en la primera mitad del año (+118,2%), mientras que los cruceristas ascienden a 670.000.

TRÁFICOS FERROPORTUARIOS IRREGULARES
La evolución del tráfico ferroportuario del puerto de Barcelona presenta variables según la mercancía. En el acumulado hasta junio de 2022, se han movido por tren un total de 23.482 teus, el 16,8% menos. Los automóviles también han registrado un descenso del 4% en el acumulado hasta el sexto mes del año con un total de 20.358 unidades, de las cuales 2.449 han sido cargadas y 17.909 son de descarga. Sin embargo, los graneles sólidos y líquidos se mantienen en positivo. Hasta junio, se han transportado 69.168 toneladas de líquidos y sólidos por ferrocarril, lo que supone un crecimiento del 43,8% en comparación con el mismo periodo del 2021. En total, las circulaciones ferroviarias han descendido el 0,9% respecto al mismo semestre del año anterior.

UN PRIMER SEMESTRE MARCADO POR LOS PROYECTOS DE SOSTENIBILIDAD
Damià Calvet ha destacado el trabajo del puerto de Barcelona “para desarrollar proyectos que son ejemplo de nuestro compromiso con todos los ciudadanos”. En relación a la sostenibilidad ambiental, el presidente de la institución ha recordado el inicio de trámites para conectarse a la Subestación Litoral, una parte del proyecto Nexigen enfocado a la electrificación de muelles; la publicación de la licitación dirigida a las obras de la segunda fase de los nuevos accesos ferroviarios, cifrada en 31 millones de euros; o la puesta en marcha de siete islas climáticas en el Port Vell, así como el inicio de los trámites para gestionar el nodo logístico de Barcelona junto a Adif a través de la sociedad Train Port Barcelona. Además, el puerto de Barcelona ha apostado por la sostenibilidad social con iniciativas como el inicio de actividad del Hub Logístico de Ucrania, que ha gestionado hasta finales de junio un total de 462.518 kilos de ayuda humanitaria.

A este proyecto se suman otros, como la adjudicación de las obras de la nueva Lonja de Pescadores a FCC Construcción por un total de 9,6 millones de euros o el inicio de la licitación de la rehabilitación de los tinglados del Moll Oriental por 7,2 millones de euros y una duración de las obras de 17 meses. Desde la autoridad portuaria también han destacado la puesta en marcha de la plataforma logística con Busan en la ZAL Port, con FM Logistics y Taewoong Logistics como primeros inquilinos, el Plan de Innovación para la economía azul y la celebración en 2024 de la Copa América.